'Microcédula' para las mascotas

Ventajas y escollos de aplicar un sistema de identificación con microchips para animales domésticos.

Si bien los microchips para mascotas existen hace al menos 15 años, en Panamá podrían pasar casi como la más vanguardista de las herramientas para la tenencia responsable de animales domésticos.

Del tamaño de un grano de arroz y sin generar dolor ni efectos secundarios adversos, los microchips se insertan bajo la piel de la nuca del animal mediante una inyección en un par de minutos, y allí reposará por el resto de su vida, explica Ethielt Escobar, propietario de la tienda Pets and More.

Al tener cada microchip un código único, se convierte en una suerte de cédula de identidad para el can, felino o conejo, resalta.

Para tener paso a la información del microchip, prosigue Escobar, se usa un escáner sobre el animal y en la pantalla aparecerá el nombre, dirección y contacto del dueño y la hoja de vida veterinaria de la mascota.

Al comprar el microchip, la persona recibirá una clave para ingresar al sitio web de la red global del microchip y hacer modificaciones en la información de la minicápsula cada vez que cambie de dirección, de teléfonos o para registrar alguna vacuna o fármaco que se aplicó a la mascota, relata Escobar.

Se trata de una tecnología con numerosas ventajas, pero Escobar destaca tres: se puede llevar un control preciso de los tratamientos y vacunas del animal sin importar en qué veterinaria se atienda, en caso de robo es una prueba contundente para demostrar a quién pertenece y si el animal se escapa o se pierde, la probabilidad de que se reencuentre con sus amos aumenta.

LA RED, LA CLAVE

Para que la iniciativa sea efectiva en Panamá, hace falta mucho trabajo de educación y campañas informativas, considera Escobar, y lo sustenta: “Para que el propósito del microchip funcione, las personas deben pedirlo para que las tiendas, veterinarias, organizaciones no gubernamentales (ONG) y el Gobierno se involucren, y todas cuenten con el sistema de escáner de microchip. Así la gente tendrá alternativas donde acudir cuando, por ejemplo, se encuentre un perro en la calle y quiera ver si el can tiene el microchip para dar con su dueño”.

Deber ser algo integral, una red de microchip para que las mascotas puedan ser identificadas; un monopolio es un absurdo en este tema, acota Escobar, cuya tienda es una de las contadas que ofrece el producto en el país.

En un par de semanas, comenta, varias personas han acudido para que les pongan la pequeña cápsula a sus mascotas.

Esto no es suficiente, insiste, otras tiendas y veterinarias deben hacer lo propio para que el efecto se pueda ver a futuro en la reducción de animales callejeros.

En Estados Unidos y varios países de Europa, los microchips son obligatorios por ley para facilitar la identificación, revela el empresario.

Andrea Guevara, exdirectora de la ONG Amigos de los Animales y la Naturaleza, cuenta que cuando trajo a su perro de Venezuela, tuvo que identificarlo con un microchip porque así lo exigen las normas de vuelos.

Fue hace siete años, y ´Tobe´ ni sospecha que tiene ese aparatito en el cuerpo; no ha generado otros efectos, comparte Guevara.

El jurado canino Gerardo Gandsas agrega que en muchos países han querido establecer este sistema por ley, pero ha resultado muy complicado, a su juicio, por el costo del microchip, cercano a los 40 dólares.

“Ni siquiera logramos que la gente coloque una placa de 4 dólares, ya que les parece caro, ¡imagina 37!”, dice.

El artículo 11 de la Ley 70 de protección a los animales domésticos obliga a los propietarios a identificar a sus mascotas con una placa o elemento distintivo, que incluya el nombre del animal y el teléfono del dueño.

Todas las tiendas y veterinarias deberían tener los lectores o escáneres, y debe haber campañas para que la población se entere de que el sistema existe, indica Gandsas, y coincide con la propuesta de Escobar, quien recuerda que hace 15 años veía los esporádicos pedidos de microchips de personas que tenían que registrar así su mascota cuando la iban a llevar fuera del país.

Esa, concluye, es la principal demanda desde entonces de microchips en Panamá.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código