Mujeres y el estudio de los astros

A través de la historia, las mujeres han jugado un papel preponderante en el conocimiento de la astronomía.
Erika Podest y Madelaine Rojas son dos panameñas dedicadas a esta ciencia. Erika Podest y Madelaine Rojas son dos panameñas dedicadas a esta ciencia.
Erika Podest y Madelaine Rojas son dos panameñas dedicadas a esta ciencia.

Cuando se piensa en astronomía, nombres de hombres como Galileo Galilei (inventor del telescopio), Isaac Newton (creador de la Ley de la gravitación universal) y Albert Einstein (autor de la Teoría de la relatividad) vienen a la cabeza.

Sin embargo, muchos nombres de mujeres que han cobrado un protagonismo en el pensamiento profundo de esta ciencia, que estudia los astros, casi rozan en el olvido.

En la historia de la astronomía, ellas han hecho grandes aportes, en su mayoría de manera silenciosa, pues sus descubrimientos se llevaron a cabo en una época donde la astronomía se veía como una profesión masculina, explica Luis Velásquez, presidente de la Asociación Panameña de Aficionados a la Astronomía (APAA).

Una mujer que contribuyó en los primeros conocimientos de astronomía en la época antigua fue la griega Hipatia de Alejandría (350 d.C.-415 d.C), menciona.

Más tarde, hicieron sus aportes la danesa Sofia Brahe (1556-1643), quien trabajó en el cálculo de eclipses y trayectorias de cometas; y la alemana Caroline Lucretia Herschel (1750-1848), quien descubrió ocho cometas, entre otras.

Muchas fueron discriminadas. Velásquez menciona el caso de María Wilckelmann (Alemania, 1670–1720), quien descubrió un cometa en 1708, cuyo hallazgo fue atribuido a su marido. Incluso, por su descubrimiento mereció una medalla de oro de la Academia de Berlín, reconocimiento que no le ayudó a conseguir trabajo luego de que su esposo falleciera, señala Velásquez.

Para Louis Taylor, expresidente de la APAA, la mujer está demostrando un potencial excelente en todos los ámbitos profesionales. “En el caso de la astronomía, ha dado valiosas contribuciones: clasificación de estrellas, la medición de distancias por medio de las estrellas variables cefeidas, análisis de la emisión cósmica de microondas, tablas estelares, estudios solares, descubrimientos de pulsares, etc”.

Taylor destaca el trabajo de mujeres como las estadounidenses Annie Jump Cannon (1863-1941), la cual descubrió 300 nuevas estrellas; y Henrietta Swan Leavitt (1868-1921), que descubrió la relación período-luminosidad, un método novedoso para la medida de la distancia de objetos astronómicos.

ACTUALIDAD

De la astronomía moderna, Taylor destaca el trabajo de la astrónoma cubana María Carvajal de Jelenszky, quien lleva varios años radicada en Panamá. “Es una extraordinaria astrónoma y consejera de todo aquel que desea dedicarse a esta ciencia. Su trabajo sobre estrellas dobles ha sido reconocido, incluso, en el extranjero por la Astronomical League Double Star Club. Es miembro honorífica de la APAA, y recibió un sitial de honor cuando se le dedicó el Tercer Congreso de Astronomía en Panamá”.

De ella, admira “el tesón y el afán con que le dedica a esta ciencia que ella tanto ama. De verdad, yo no tengo la fuerza que tiene María para consagrar cada noche a buscar sus bellísimas estrellas dobles, clasificarlas, ver de qué color son, conocer cómo localizarlas y en qué fecha a todo lo largo de la bóveda celeste”.

Maruquel Berguido, primera mujer en ser presidenta de la APAA, también admira los aportes de Carvajal de Jelenszky y de las panameñas Erika Podest, quien trabaja para el Jet Propulsion Laboratory de la NASA; y Madelaine Rojas, hoy día doctora en astrofísica estelar de la Universidad de San Petersburgo, Rusia.

“El aporte de las mujeres en la astronomía ha sido muy valioso, poco reconocido y muchas veces en silencio. Hemos tenido mujeres que a través de los siglos participaron en descubrimientos asombrosos que han contribuido a entender un poco más del universo. Desde Hipatia de Alejandría, quien murió tratando de demostrar que las mujeres tenían habilidades más allá que las de ser amas de casa; o mujeres como Beatrice Stinsley, cuyas investigaciones tuvieron mucho que ver con lo que se sabe hoy del tamaño del universo. Es una historia fascinante llena de esfuerzo y valor de todas esas mujeres que no claudicaron ante sus principios”, resume Berguido.

Y es que si no fuera por las mujeres, “jamás surgiría el diagrama Hertzsprung-Russell de clasificación estelar, jamás tendríamos la distancia real de los cuerpos celestes que no pueden medirse por paralaje si no fuese por el trabajo de Henrietta Leavitt, y con este último trabajo, jamás sabríamos la extensión del universo”, advierte Taylor.

Actualmente, muchas mujeres trabajan en observatorios, radiotelescopios, supervisando lanzamiento de satélites y hasta muchas son astronautas, añade.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código