Naia, el esqueleto más antiguo

El histórico descubrimiento se produjo en una caverna subacuática del estado de Quintana Roo, México.

Temas:

Investigadores encontraron a Naia en una cueva en el área de Hoyo Negro, en México. AFP. Investigadores encontraron a Naia en una cueva en el área de Hoyo Negro, en México. AFP.
Investigadores encontraron a Naia en una cueva en el área de Hoyo Negro, en México. AFP.

Siete años pasaron para que el mundo pudiera conocer, gracias a buzos espeleólogos “adictos a la adrenalina” y un equipo internacional de expertos, el hallazgo de Naia, el esqueleto más antiguo del continente, que fortalece la hipótesis sobre el origen siberiano de los americanos.

El histórico descubrimiento se produjo en una caverna subacuática del estado de Quintana Roo, en el sureste de México, y los protagonistas son Alberto Nava Blank, Alejandro Álvarez y Franco Antonelli.

Todo comenzó en 2007, cuando estos espeleobuzos comenzaron a explorar el cenote La Virgen en distintas inmersiones. Cada vez fueron bajando más “por un túnel” hasta llegar a los 10 metros de profundidad y mil 200 metros cueva adentro, contó a EFE la arqueóloga mexicana Pilar Luna.

“Al llegar a esa distancia se les acabó el piso, se sorprendieron mucho (...) porque cayeron como a un vacío lleno de agua, con una oscuridad total”, semejante al fenómeno del espacio exterior y por eso denominaron el lugar “Hoyo Negro”, explicó.

Con sus luces apuntan a las paredes y detectan “huesos de animales muy grandes y, en una de esas, enfocan (...) el cráneo y el húmero”, que era lo que sobresalía del esqueleto de una joven de 15 o 16 años que medía casi 1.5 metros y era muy delegada.

“Nos daba la impresión de que era la primera vez que veía a alguien después de 10 mil años”, relató Nava durante la presentación del hallazgo de Naia, denominada así por las náyades, ninfas acuáticas de la mitología griega, y que se cree cayó en la cueva “en busca de agua”.

Después se sumaron expertos de primer nivel como el antropólogo y paleontólogo James Chatters, reconocido mundialmente por el descubrimiento del llamado Hombre de Kennewick, y el arqueólogo Dominique Rissolo, ambos estadounidenses. También laboratorios en México, Estados Unidos, Canadá y Dinamarca, que se encargaron de establecer la antigüedad del esqueleto y restos óseos de 26 mamíferos correspondientes a 11 especies del Pleistoceno Tardío halladas en Hoyo Negro, descrito por los expertos como “un contexto paleontológico perfecto”.

Según Chatters, este descubrimiento fortalece la hipótesis “de un origen único” de los nativos de América, tanto antiguos como modernos, al sugerir que sus diferencias morfológicas se deben a un cambio evolutivo en Beringia o América y no a orígenes de diferentes partes del mundo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código