Obstáculos para derribar el cáncer

Aunque el cáncer no es sinónimo de muerte gracias a la ciencia, la burocracia en el acceso a la salud es una de las barreras que impide que más vidas se salven.
Ignacio Zervino afirma que entre 2.4 y 3.7 millones de muertes se evitarían con prevención y tratamiento. CORTESÍA/Roche. Ignacio Zervino afirma que entre 2.4 y 3.7 millones de muertes se evitarían con prevención y tratamiento. CORTESÍA/Roche.
Ignacio Zervino afirma que entre 2.4 y 3.7 millones de muertes se evitarían con prevención y tratamiento. CORTESÍA/Roche.

En los últimos años, la comunidad científica y los gobiernos se han enfrentado a un monstruo gigante llamado “cáncer”, que solo en 2012 originó 14 millones de casos nuevos en el mundo. Esta cifra podría duplicarse cuando las páginas del calendario marquen que ha llegado el año 2030, proyecta la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Desde la perspectiva del paciente con cáncer, el mayor avance que se ha logrado en muchos países ha sido que los gobiernos invierten más tanto en el diagnóstico como en el tratamiento, planteó Jörg Michael Rupp, director general de Roche para América Latina, en una entrevista a La Prensa en el marco de la actividad “Roche Press Day”, un foro educativo de periodismo científico en salud realizado en Guadalajara, México, la semana pasada.

Añade que otro paso adelante en el abordaje del cáncer ha sido un mayor desarrollo en el sector de los seguros médicos privados. “Hoy las personas tienen más opciones, a través del seguro médico privado, para tratar enfermedades como el cáncer, que antes no eran cubiertas”.

Sin embargo, algunos grandes obstáculos que continúan vigentes han sido la falta en la toma de conciencia en cuanto a la prevención de las enfermedades y los desafíos que presentan las infraestructuras hospitalarias para tratar estos males.

Dichas situaciones son diferentes “si las comparamos entre personas que tienen seguro médico privado y con aquellas que dependen del sistema público de salud”.

PREVENCIÓN, LA CLAVE

En América Latina, específicamente, existen barreras de acceso a los tratamientos de cáncer. Sobre ello expuso Ignacio Zervino, director de relaciones institucionales de la Fundación ACIAPO (Atención Comunitaria Integral al Paciente Oncológico), de Argentina.

Zervino, quien es máster en políticas públicas y ciencias políticas, está volcado a la prevención ante el panorama que proyecta la OMS a futuro, al señalar que en 2030 se estima que se origine un promedio de 1.7 millón de nuevos casos de cáncer cada año y que, en ese período, muera un millón de personas por este mal.

Pone como ejemplo que en 1970 los nuevos casos reportados en los países de bajos recursos constituían el 15% del total mundial, mientras que en 2030 se estima que el 70% de la carga mundial de cáncer se centraría en los países en vías de desarrollo.

Sin embargo, una gran parte de estos casos se puede prevenir, tratar y curar, ya que a través del “diagnóstico precoz mejora el pronóstico del paciente”, advierte Zervino.

De ahí la importancia del acceso a programas de detección temprana –que ofrezcan la posibilidad de recibir tamizaje como el Papanicolaou y mamografía– y a los controles de salud rutinarios. “Entre 2.4 y 3.7 millones de muertes por cáncer podrían evitarse mediante la prevención, la detección temprana y el tratamiento”.

Sin embargo, no basta solo con tener medicamentos, pues para ello hace falta ejecutar un plan de acción que incluya modificación en los hábitos de salud que impliquen dejar de fumar, bajar de peso, así como tener hospitales y personal médico de forma cercana.

La prevención es clave, recalcó. Pone como ejemplo que el 40% de los cánceres de endometrio se atribuye al sobrepeso y a la obesidad, y el 17% de los casos de cáncer en la región se atribuye a infecciones vinculadas con la hepatitis B y el virus del papiloma humano.

Además, hacerse la mamografía periódicamente puede disminuir la mortalidad por cáncer de seno entre un 20% y 30%, así como la citología de cuello uterino puede reducir la mortalidad por cáncer cervicouterino en un 50% si se toman las medidas adecuadas.

Y es que las cifras revelan que si el paciente no tiene acceso al tratamiento fallece, señala Zervino.

La mortalidad en países con mayores ingresos está en un 46.3% de su población, mientras que en naciones de menores ingresos ronda los 74.6%, siendo 1.6 veces mayor en estos últimos, afirma el expositor.

BARRERAS PRESENTES

“Hay países en los que la salud es un derecho y en otros es un bien”, recalca Zervino, haciendo alusión a que el acceso a la salud no debe ser visto como un factor meramente económico.

El expositor señaló que algunos países como México, Argentina, Chile, Brasil y Colombia tienen entre sus obstáculos la demora en la entrega de medicamentos y, al ofrecer el tratamiento, la falta de conocimiento por parte del paciente que le impide informarse de sus derechos, los atrasos por cuestiones administrativas, etc.

Para Zervino, las organizaciones no gubernamentales juegan un rol participativo para cerrar estas brechas a través del asesoramiento, la educación y al ofrecer un stock de medicamentos para dar respuesta ante las urgencias.

PROBLEMAS EN LA REGIÓN

FACTORES.

-Burocracia excesiva del sistema de salud.-Desinformación del paciente sobre sus derechos.-Falta de educación.-Reclamos insuficientes.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código