Padres, a asumir su rol

Al utilizar cualquier método disciplinario, es esencial ser consistentes; si este elemento se ausenta, difícilmente se obtendrá la conducta esperada.

Ramas diversas de la psicología han abordado el tema de cuál es la mejor manera de criar a los hijos, y siguen buscando formas de dar respuesta a este asunto, indica el psicólogo clínico Ricardo Turner.

Sin embargo, existen los planteamientos esenciales atribuidos a una crianza efectiva por parte de los padres, como establecer reglas precisas y límites claros, mantener una comunicación abierta, clara y directa, demostrar afecto y cariño, así como saber negociar.

Encuentra este especialista en psicología clínica que entre los padres “muchos dan todo su esfuerzo para el sustento de la familia”, y algunos olvidan que no solo tienen la responsabilidad de cuidar físicamente al niño -con comida, vestido y casa- sino también proveer una formación personal e integral.

John K. Rosemond, en su libro ¡Porque lo mando yo!, se refiere a la tendencia de muchos padres de convertir a los hijos en el centro de la familia.

En esta publicación observa este psicólogo de familia que “entre más se centra a los hijos como base de la familia, más egocéntricos y exigentes se vuelven. Y entre más exigentes se vuelven, resulta más agobiante la tarea de criarlos y educarlos”.

Los métodos

El concepto de disciplina en la actualidad ha variado en cuanto a los métodos utilizados, indica Karen Cárdenas, psicóloga y docente de niños. Antes sus formas eran más directas y enérgicas, ahora los padres dialogan más e, incluso, tienden a la negociación y reflexión.

Ya con frecuencia se trabaja, incluso, con incentivos para motivar conductas deseadas en los niños, lo cual, advierte esta especialista, puede ser efectivo. Sin embargo, con un manejo inapropiado produciría resultados adversos.

Cárdenas dice que al utilizar cualquier método disciplinario es fundamental la consistencia; “si este elemento está ausente, difícilmente se logrará obtener la conducta esperada”.

Observa que “es bastante frecuente observar inconsistencia en los padres, bien sea por razones de tiempo al no estar presentes, por motivos sentimentales o por evitar el conflicto, ya que el arte de disciplinar conlleva cierto desgaste psíquico y emocional”.

Sobre este aspecto, Turner asevera que los padres verdaderamente efectivos saben cuándo ser autoritarios y cuándo ser flexibles.

Los especialistas apuntan como esencial que los padres identifiquen los casos en los que ellos fallan siendo inconsistentes.

Si su niño pide un regalo y usted le dijo que no lo tendría porque no cumplió con traer buenas calificaciones, no es prudente ceder si le consta que ha sido por falta de disciplina. Tampoco lo es si el niño acostumbra interrumpir las conversaciones de sus adultos con otras personas por asuntos sin importancia; se debe enseñar a los niños a respetar el espacio de los papás, por ejemplo.

Diálogo y castigo

Indica Turner que el diálogo es una alternativa viable, siempre que se den las condiciones de respeto y acatamiento a los acuerdos, y haya la disposición de negociar y ceder por ambas partes.

Explica que el castigo es un medio que ha sido mal interpretado y mal entendido, pues “el problema no es el castigo sino cómo se utiliza”.

El problema con el castigo es que no da lugar a cambios predecibles, no permite modificar la conducta en el momento, puede confundirse con otras respuestas o conductas y si se aplica tarde minimiza su efecto, detalla.

Ante una situación de falta de control sobre el niño, Turner indica que lo primero es que el padre tome el control, “que no es lo mismo que coerción, sino administrar y delimitar”.

La psiquiatra especialista en familia Susana De León dijo que una estrategia inicial es el entrenamiento en talleres o programas de crianza positiva, en los cuales se desarrollan planes consistentes.

“Usualmente, cuando se fomenta la consistencia, el amor y la disciplina, la conducta mejora significativamente”, aunque aclara De León que existen casos que requieren mayor intervención con terapias individuales y de familia.

MEDIDAS EN LA CRIANZA

REGLAS.

- Establecer normas claras y sus consecuencias.

- Enseñar con el ejemplo.

- Negociar.

- Establecer una línea de comunicación clara y directa. Diga las cosas como son:

- Cuando corrija, recuerde, el problema es la conducta y no el niño.

- Atrape a su hijo portándose bien y refuércelo, no se porta mal todo el tiempo .

- Converse con ellos un poco todos los días.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código