Palomino, el maestro muralista

En entrevista a propósito de la subasta exposición que se realizará esta noche a las 7:30 en el Hotel DeVille, el maestro Palomino conversa sobre su obra.

El maestro Carlos Alberto Palomino no necesita presentación. Pintor fundamental de la plástica panameña y reconocido muralista. El creador habla sobre sus puntos de vista acerca del arte, el estudio y los avatares de la creación artística; en el marco de la exposición y subasta de algunas de sus piezas que se realizará esta noche, a las 7:30, en el Hotel DeVille.

Las obras pertenecen a varios periodos de la producción artística del maestro, en la que se destaca su serie “El Via Crucis”, que presentó en 2012 en el Banco Nacional y que se convirtió en una muestra itinerante que recorrió varias provincias del país.

¿Cuál fue la motivación para pintar esta serie del “Via Crucis”?

Yo de niño estaba siempre en la iglesia porque mi abuela era muy religiosa y quedé fascinado por el retablo en la iglesia. Y dije que algún día pintaría el Via Crucis de Cristo. Tendría unos ocho años de edad y aquí está y demoré alrededor de tres años completarlo. Es clásico, pero con concepción moderna. Una retrospectiva visual y estética.

¿Cuál es la característica principal de su estilo?

Es muy diverso. El estilo siempre será único para cada artista, lo que hay son variantes: se pinta de diferentes formas, porque hay inquietudes de representar las cosas de otra manera y no en un solo patrón. Yo pienso que los artistas no deben encasillarse en uno solo con los mismos elementos, conceptos e historias. No son todos los artistas los que pueden desarrollar esta diversidad aplicada a la obra de arte. Solo el artista que crea y tiene un mundo interior lo puede diversificar y conseguir distintas connotaciones: ese es el verdadero creador.

¿Entre el mural y el lienzo cuál manifestación prefiere?

Por supuesto que el mural, porque eso es lo que más me agrada a mí hacer. A mí me gustan las cosas monumentales, la verdad es que siempre he pintado en grande, aunque estas telas tienen tamaños regulares.

Pero independientemente del formato, las figuras siguen siendo de tipo escultórico...

Sí. Ese cincelar en la tela es la concepción muralística que tengo, que me lleva a hacer por lo general las cosas tridimensionales, ya por naturaleza misma, eso es lo que ocurre.

¿Qué hace falta para ejecutar el muralismo?

El muralismo se estudia, pero a aparte de eso tienes que tener la disposición para trabajar en grandes dimensiones. Se necesita tener una visión de las superficies, de las áreas, de las proporciones, porque se aumentan y es más difícil organizar la composición. No cualquiera domina estos aspectos y las técnicas, que también son importantes.

Últimamente en Panamá se están dando muchos eventos de arte. ¿ Qué opinión le merece esto?

El arte en Panamá de acuerdo con su población es bastante vasto, aunque necesitamos más museos, más salas de exposiciones. Y de parte de las autoridades mayor proyección del arte y de los artistas nacionales.

¿Cómo pondera usted la calidad de los artistas panameños?

Hay buenos pintores. Siempre se han dado buenos pintores, el detalle es que en los tiempos en que yo empecé a estudiar hace 40 años no habían galerías, se exponía en el lobby de los edificios y los hoteles. Muchos maestros como Chong Neto, Carlos Arboleda, Alfredo Sinclair, Juan Manuel Cedeño, Trujillo exponían así en esa época. Pero estamos avanzando. Desgraciadamente, si tuviéramos un Ministerio de Cultura, podríamos lograr una mayor proyección del arte nacional.

Su obra es parte importante del patrimonio público. ¿Cómo encuentra al país en esta materia?

Falta mucho más. Aquí hay artistas que pudieran aportar muchas obras para exteriores o para interior de los edificios. Hay mucho espacio; incluso toda la cinta costera se presta para hacer grupos escultóricos y en los parques. Y a estas obras monumentales hay que darles mantenimiento.

Dado que buena parte de ella es arte público, ¿le confiere usted un sentido social a su obra?

Sí, fundamentalmente. Pienso que los grandes artistas siempre han dedicado sus obras más cercanas a la sociedad donde se han desenvuelto. El artista es un ser social que pone su obra al servicio de su entorno.

¿De qué fuentes ha bebido su trabajo artístico?

He sido un artista que antes de decir que soy pintor he investigado y estudiado a los grandes maestros, que nos siguen y seguirán enseñando siempre. Es importante que sepamos que la formación del artista tiene que ser muy seria.

¿Tiene algún trabajo que sea su favorito?

Ninguno. No hay ningún trabajo fácil ni de prioridad porque cuando tú amas tu arte y tu profesión, te entregas a lo mínimo que hagas y por lo tanto todo tiene su valía: das todo tu interior, tu fuerza, tu voluntad y tu conocimiento para que esa obra sea presentada y el espectador tenga la satisfacción de estar contemplando una obra de arte.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código