Panamá, puente para rapaces migratorias

Este año el conteo en el cerro Ancón será del 1 de octubre al 18 de noviembre.

Las migraciones de animales son uno de los espectáculos más impresionantes de la naturaleza en todo el mundo. Pájaros, mariposas monarcas, ballenas y los millones de herbívoros que se desplazan por la planicie africana, son algunos de los ejemplos más llamativos.

En el continente americano se destaca la migración otoñal de las aves rapaces ­águilas, halcones, gavilanes, gallinazos­ que abandonan masivamente sus tierras de anidación en Canadá y Estados Unidos para emprender un largo viaje hacia Sudamérica, en busca de alimento y condiciones más favorables mientras dura el invierno boreal.

Y, a pesar de que muchos no perciben este fenómeno en Panamá, lo cierto es que este país es un sitio privilegiado donde se pueden apreciar miles de estas aves durante los meses de octubre y noviembre, principalmente de tres especies: el gavilán aludo (Buteo platypterus), el gavilán de Swainson (B. swainsonii) y el gallinazo cabecirrojo (Cathartes aura). En menor medida, también se ve el halcón peregrino, águilas y elanios.

De acuerdo con la bióloga ambiental Chelina Batista, en su ruta a través del continente, Panamá es el “cuello de botella” donde se congregan las rapaces, que viajan principalmente de día y aprovechan las corrientes termales para reducir su gasto de energía al desplazarse. Desde el suelo, los grupos semejan remolinos. En las noches o si hay mal clima, muchas descansan en los bosques del área del Canal.

El cerro Ancón es uno de los principales sitios de observación de estas migraciones y allí acuden en esta época, desde hace 10 años, miembros de la Sociedad Audubon Panamá y voluntarios para realizar los conteos de rapaces, que este año serán del 1 de octubre hasta el 18 de noviembre.

Los observadores identifican las especies, las cuentan de forma directa o indirecta (con estimaciones), y recopilan datos del vuelo e información meteorológica para correlacionarla.

La bióloga Batista, que dictó una charla sobre este tema en el Instituto Smith- sonian de Investigaciones Tropicales, explica que los conteos permiten conocer aspectos de la biodiversidad, estacionalidad, conexiones entre las especies y el uso de los hábitats para elaborar planes de manejo y conservación. Además, como las rapaces están al tope de la cadena alimenticia, alertan si hay casos de declinaciones de la población. A nivel global, el 52% de las rapaces está amenazado por la pérdida de hábitat, el 21% por la contaminación y un 31% por la cacería.

“Tenemos potencial de monitoreo a largo plazo. Aun falta por conocer más sobre la migración de primavera, cuando vuelven las rapaces desde el sur hacia Norteamérica. Hay que tomar ventaja de la posición de Panamá no solo con fines de educación y conservación, sino también para atraer turistas”, propone.

OTROS DATOS

CONTEOS.

CIFRAS. 3.5 millones de rapaces se contabilizaron en nueve sitios entre Panamá y Colón, en 2004. En 2012 pasaron por el cerro Ancón un millón 855 mil 20 rapaces, del 1 de octubre al 17 de noviembre.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código