Pasión y desestrés en la pista

Gracias al baile, un tímido puede con el tiempo hablar y el que llega con estrés sale más liberado luego de una sesión donde ha puesto a mover su cuerpo.

“La jornada de ayer fue muy intensa, pero me gustó”, le dice una mujer de 55 años a su compañera que está sentada frente a ella, mientras se cambia unos zapatos bajos por unos de tacones.

La puerta principal del recinto se abre y se cierra constantemente, pues el resto de sus compañeros está llegando a la clase de baile, prevista para las 6:30 p.m.

Unos expresan: “bailo porque me gusta”, “lo hago porque me desestresa y otros más para hacer nuevas amistades.

Pero, ¿cuáles son las principales razones por la que una persona llega a una pista de baile?

En un sondeo no científico, realizado en prensa.com, se consultó sobre los motivos que llevan a un individuo a una pista de baile, y el 37% señaló que lo hace simplemente porque le gusta bailar, mientras que el 34% aseguró que lo hace para compartir con sus amigos o para aumentar su lista de conocidos.

El 23% lo hace para desestresarse y el 6% por otras razones, como problemas familiares y económicos.

La bailarina e instructora Moyra Brunette señala que el baile proporciona a todos energía, aunque advierte que también dependerá del estado de ánimo de cada individuo y la música que lo impulsará a bailar.

“Las personas se conectan con la música”. De esta manera muchos se desestresan en una pista de baile, añade.

TANGO

Un estudio realizado por la psicóloga Cynthia Quiroga Murcia, en el marco de su doctorado en la Universidad Goethe de Frankfurt, y publicada en la revista Music and Medicine, señala que, por ejemplo, al bailar tango se reduce el cortisol, la hormona asociada con el estrés.

La psicóloga tomó pruebas sanguíneas de 22 parejas de bailarines de tango antes y después de bailar, determinó la concentración hormonal y completó la investigación pidiendo a los voluntarios que describieran sus emociones.

PARTE SOCIAL

El baile permite una serie de encuentros, ya que es un rito y hay que compartir los elementos de ese rito al bailar, indica el sociólogo y profesor de la Universidad de Panamá, con sede en Herrera, Milciades Pinzón.

Es por eso que el rol del baile en los tiempos se centra fundamentalmente en la socialización, recalca.

Permite, además, la interacción social. Personas que se conocían poco pueden terminar entablando una amistad o simplemente sirve para entrar en contacto con nuevos amigos, dice.

“El baile es un hecho cultural”, explica el psicólogo Ricardo Turner, de la Clínica Psicológica de la Universidad de Panamá.

Para muchos, el baile es más que una actividad, asegura el psicólogo, se convierte en una pasión y en una forma de expresar sentimientos, sobre todo para aquellas personas que hacen del baile un vehículo artístico y profesional.

TRANSFORMACIÓN

“Pasión”, eso es lo que reflejan en sus rostros los más de 15 individuos que asisten tres días a la semana a la clase de baile con el instructor José Manuel Norato de la Academia René Alejandra Ritmo y Arte.

En sus clases, Norato ha visto de todo, especialmente aquellas personas que llegan con estrés y que cuentan sus problemas, pero cuando se conectan con el baile todos se les olvida, “al menos mientras bailan”, recalca.

Otros, anota Norato, que son al principio más callados que el resto del grupo, a medida que pasan los días y siguen practicando el baile “van soltando todo lo que llevan dentro”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

22 Mar 2017

Primer premio

3 5 0 5

BBCA

Serie: 4 Folio: 8

2o premio

7058

3er premio

6560

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código