Pepino de mar, una ´delicatessen´

Pese a su aspecto desagradable, esta especie marina se usa para acompañar comidas, además de paliativo y afrodisíaco.

A simple vista, su aspecto es poco agradable. El olor tampoco es muy grato. Quienes lo ven por primera vez se muestran incrédulos cuando se enteran de que puede ser comido, que tiene propiedades nutritivas y un alto valor en el mercado internacional.

Se trata del pepino de mar o carajo de mar ( Holothuria floridana), un equinodermo marítimo de cuerpo blando y baboso, de unos 20 centímetros de largo, que es considerado un manjar gastronómico en Asia.

Su exportación desde México ha crecido de manera tan importante en los últimos años, que las autoridades han tenido que declarar veda permanente para su pesca frente a la costa de la península de Yucatán para permitir la recuperación de las poblaciones.

Hasta hace algunos años, hablar de pepino de mar era poco frecuente. Si pasaba inadvertido para los pescadores, lo era aún más para la población en general. Sin embargo, en los pasados tres años las acciones se volcaron de una manera abrupta hacia el pepino de mar, a tal grado que se redujo en un 90% la presencia de bancos de esta especie frente a las costas del oeste de Yucatán, según estudios del Centro Regional de Investigación Pesquera del Instituto Nacional de Pesca en Yucalpetén.

El kilo de pepino de mar, hasta antes de la veda, se pagaba a razón de 2.4 dólares en playa. Procesado y listo para la exportación el kilo alcanzaba hasta los 300 dólares.

El pepino de mar no tiene mucha demanda en el mercado mexicano ni en otros países de América Latina. Sin embargo, es considerado una exquisitez en Asia, especialmente en China, donde se le prepara de diversas formas o se usa como condimento, en sopas, fideos y estofados, entre otros.

El interés en esta especie se debe también a sus supuestas capacidades curativas para problemas que van desde la impotencia hasta el estreñimiento. También se le atribuyen propiedades frente al cáncer. Sin embargo, este boom también ha generado serios problemas. Alrededor de 80 familias de la costa yucateca, en un período de cuatro años, se han visto enlutadas al fallecer buzos y pescadores por descompresión, al no estar entrenados para sumergirse a grandes profundidades ni usar equipos adecuados. La fiebre del pepino de mar ha generado un mercado negro, y se han encontrado bodegas clandestinas llenas de este producto listo para su distribución.

Apenas un día después de la veda, agentes de la Procuraduría General de la República decomisaron en una bodega 2.7 toneladas de pepino de mar, procesado en dos contenedores refrigerados. No se reportaron detenidos. La Armada de México ha tenido que reforzar su presencia en el litoral yucateco para detectar embarcaciones con pepino de mar, e instalar retenes en carreteras para hacer respetar la veda. Al decretar la veda, las autoridades señalaron que el producto tiene “factibilidad para su aprovechamiento”, sujeto a disponibilidad y tallas biológicamente adecuadas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código