Playlist, emociones en melodías

Del LP al reproductor MP3, el ser humano ha creado, según sus gustos y preferencias, su propia banda sonora o ese listado de melodías seleccionadas, que solo lo acompaña en distintos momentos y experiencias.
LA PRENSA/Ilustración/Roy Hernández. LA PRENSA/Ilustración/Roy Hernández.
LA PRENSA/Ilustración/Roy Hernández.

Rebobinar el casete con el dedo y poner REC en el radiocasete es una imagen representativa de los años 1980, en la que grabar una cinta para la “nena de tus sueños” era un trabajo de días.

“Tenía que ser perfecto y directo. No podía haber errores; el tiempo entre canción y canción, el espacio de cinta que sobraba... era un arte”, revela Fabricio Mejía, de Fundación Rockistmo.

Fabro, quien de estudiante vendía casetes a 5 dólares, tenía escrito en su cuaderno todos los LPs y casetes que tenía. “La gente seleccionaba las canciones y se las grababa”, recuerda el productor y manager.

Dicha “lista de canciones”, que se podían grabar innumerables veces en un casete; quemarla en un disco compacto (CD) compilado en la década de 90, y ahora, crearla en un formato que dio un giro al consumo musical, iTunes, era hablar de un playlist.

Según Mejía, hacer un playlist es posible desde que se dio la oportunidad de grabar en los radiocasetes de la era de los 1960 sobre los casetes “vírgenes”.

Potenciado por un artefacto que marcó la generación de los 80, por su portabilidad y utilidad, el walkman de Sony, era darle la bienvenida al mixtape.

“Tocaba calcular el tiempo del casete para que no se cortaran las canciones. Demoraba grabando un casete de 60 minutos entre seleccionando, cambiando de disco y grabando”, cuenta Mejía sobre el mixtape, un arte personal representativo de la cultura juvenil de la década de Ghostbuster, los colores neón y Grandes de la música en el Canal 13, con Alonso Villarreal.

Para la década de Baywatch, el nacimiento de la internet, la nueva generación de Star Trek y el certamen Bella y Señora, 1990, las cintas fueron poco a poco reemplazadas por eso que aún trata de sobrevivir: el disco compacto.

La dinámica del CD compilado o CD-R era, o sigue siendo similar, así como la intención: colocar música que guste o evoque buenos recuerdos. Un repertorio agradable por un período de tiempo, en el que depende mucho el estado de ánimo.

Sin embargo, no fue hasta Steve Jobs, con Apple y iPod, que nació iTunes, institucionalizando el término playlist de manera formal.

“Un playlist es una especie de viaje. Una pequeña película con distintas situaciones y estados de ánimo”, dice el compositor panameño Heriberto Pinzón.

“La música es algo que te hace mover por dentro como por fuera”, afirmó un rey que, con su estilo, obligó al mundo a conocer el rock and roll. Y así como hace mover emociones, también se convierte en una identificación única. El contenido de un playlist es definitivamente el envío de un mensaje muy personal.

Más noticias de Vivir+

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código