Rabanes y su fiesta de 15 años

El concierto conmemorativo ´Rabanes & Friends´ reunió los éxitos que ha logrado la banda chitreana en 15 años de discos, conciertos y ´rock fusión´.

Emilio Regueira, Javier Saavedra y Christian Pipón Torres salieron a tocar con atuendos elegantes. Se miraron de arriba a bajo y bromearon: “Estamos elegantes... ustedes tampoco vienen a vernos vestidos así”. Lo dijeron porque varios de los presentes guardaron algo de la etiqueta que generalmente requiere un acto en el Teatro Nacional.

Los integrantes de Rabanes saltaron al escenario para empezar, a eso de las 9:15 p.m. del pasado 16 de agosto, el concierto conmemorativo “Rabanes & Friends”. Los chitreanos celebraron sus 15 años de carrera con la interpretación de 15 canciones, la mayoría acompañados de algún artista local.

Sin muchas palabras introductorias empezaron con “Un suicidio en Nueva York”, de su álbum debut ¿Por qué te fuiste Benito? De inmediato se escucharon los gritos de la audiencia.

Tras la última nota de esta apertura, Emilio observó los balcones del teatro y destacó que con todo y lo bonito que era el recinto, le generaba escalofríos. “¿Será por lo imponente?”, se preguntó.

El toque anecdótico que suele acompañar este tipo de eventos se daba antes y después de cada canción: que empezaron a tocar con instrumentos prestados a principios de la década de 1990; que se llegaron a pintar los cabellos de verde y que siempre se han considerado unos “maleantes del campo” fueron algunos de los cuentos.

Rockton fue el siguiente tema con el acordeón de Samy Sandoval, el primer friend de la noche.

Luego cantaron Acetona, con Alejandro Lagrotta; La vida, y Ahí estás tú, con Víctor Juliao. “Nada de política”, le advirtieron al vocalista de la banda Los 33.

Señorita a mí me gusta su style (a dúo con el reguesero Principal), Tus caprichos (con la invitada internacional Lourdes Robles, de Puerto Rico), Rumba bomba (con Víctor Regueira, de Os Almirantes), Me disparas balas (con Lilo Sánchez, de Señor Loop) y La pastilla del amor, mientras el público entraba en ambiente.

De hecho, algunos ya gritaban: “¡Benito, Benito!” y Emilio respondía: “Pa´ qué piden esa si es la última. Pa´ qué la piden si saben que es la última”. La reacción fue una risa plural en el teatro.

Bam bam, con las notas del acordeón y la voz de Osvaldo Ayala; Muero en el alcohol, junto con Iván Barrios, y Perfidia, con Nigga, casi completaron el repertorio en el que faltaban aún dos temas representativos.

Uno de ellos era el susodicho Benito, que finalmente llegó complementado con la actuación de Leonte Bordanea, y My commanding wife, que era la pieza programada para cerrar, pero con los espectadores de pie dando aplausos, Rabanes decidió terminar por donde empezaron, al repetir Un suicidio en Nueva York.

“Todo esto es cultura”, resaltó Emilio. “Open mind con la cultura en toda su extensión. Piénsalo mejor cuando veas lo que parece un trapo pintado o un ruido molesto... dale la vuelta”.

La despedida, cuando se acercaban las 11:00 p.m., se extendió un poco más con un show de baile, abrazos y estrechones de manos de Rabanes con casi todos sus friends, que regresaron al escenario para desearles “50 años de vida musical”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

22 Feb 2017

Primer premio

3 4 1 8

DCDC

Serie: 9 Folio: 11

2o premio

0491

3er premio

4912

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código