Rehabilitación en las mujeres

A nivel regional se están reorientando los métodos y recursos para tratar los problemas de adicción en la población femenina.

El enfoque actual de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Convención Interamericana de Drogas (Cicad) es que los tratamientos de rehabilitación deben reorientarse hacia el género.

Al respecto la psiquiatra adiccionista Juana Herrera dice que la fórmula de separar grupos de terapia por género en lugar de hacerlos mixtos busca más participación de la mujer.

Esto responde a que las organizaciones han detectado que los programas actuales en América Latina no están diseñados para atraer a mujeres con problemas de drogas a rehabilitarse.

Explica Herrera que en las terapias de grupo, que tradicionalmente han sido mixtas, las mujeres se abstienen de revelar episodios frustrantes y que pudieran ser la causa o una de las causas de su adicción.

Una de las razones que hace que en ocasiones las mujeres abandonen el tratamiento es evitar hablar en grupos mixtos de experiencias relacionadas con violaciones en la infancia, por ejemplo, ilustra Herrera.

Añade que el Instituto Nacional de Salud Mental (Insam) ya ha iniciado grupos de terapia solo con mujeres para que la paciente pueda trabajar mejor sus temores y sus traumas.

En una investigación hecha a las mujeres rehabilitadas en ese centro entre los años 2006 y 2010, encontraron que 33% había sido abusado sexualmente.

Además, 9% de ellas empezaron a tomar alcohol antes de los 12 años.

Sobre el perfil de las mujeres adictas en Panamá, recién se hizo una revisión al Programa de Rehabilitación de Adicciones que sigue el Insam.

Para el análisis se abordaron los años entre 2006 y 2010. En ese período 53 mujeres completaron su tratamiento en el programa.

Herrera, coordinadora del programa, acota que el perfil apunta a que es la mujer panameña soltera, sin hijos y educada académicamente, la que se inicia en el consumo de drogas.

La edad de inicio en el consumo promedia los 15 años y las drogas de inicio son el alcohol, tabaco y la mariguana. El alcohol ocupa un primer lugar considerablemente alejado del resto con un 69% de prevalencia.

Los resultados indican además que 57% de las mujeres estudiadas tiene trabajo de algún tipo con variedad de oficios, profesionales en su mayoría.

El perfil también muestra a mujeres con patología dual, quienes además de la adicción tienen otra enfermedad mental como depresión, trastornos bipolares o de la personalidad.

En estos casos es la enfermedad mental “la causa que las lleva a consumir drogas para tratar de resolver los síntomas de su enfermedad mental, agravándose el asunto”, explica Herrera.

Menciona como otra causa por la cual una mujer se vuelve adicta, el buscar un escape a su situación socioeconómica producto de “la falta de equidad” y “las exigencias que la sociedad impone a la mujer”.

Herrera observa que situaciones como el riesgo de perder el trabajo, que le quiten a los hijos o que su pareja las abandone son las principales razones que hacen que las mujeres se acerquen a buscar ayuda.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código