Relatos sonoros

Ilustración/Roy Hernández Ilustración/Roy Hernández
Ilustración/Roy Hernández

Sus ojos miraban al vacío mientras sus arrugados dedos sacaban hilos de la toalla gris que tenía sobre el regazo.

“Un cuento”, repetía con su voz temblorosa al tiempo que buscaba alguno en la bóveda de sus recuerdos.

“¿Cuál quieren?, ¿ya les conté el de Rompelimpón?”, preguntaba, y sus orejas buscaban la respuesta. “¿Quiénes están allí?”, decía. Uno de nosotros mencionaba los nombres de los presentes y ella asentía antes de comenzar. “Había una vez, una muñequita...” Así empezaba nuestro entretenimiento de verano, cuando se acababan los juegos o no había luz. En ese momento viajábamos todos a ese mundo imaginario en el que la bisabuela podía ver y nosotros fantasear.

Experiencias similares las tuvieron quienes también vivieron su niñez o parte de ella en el interior del país.

“Pasé mi infancia escuchando los relatos de Tío Conejo, Tío Tigre, Tía Noneca, en noches de verano -a veces en noches lluviosas-, en un círculo de hamacas que hacía para todos los nietos con el abuelo en el medio, a la luz de las guarichas o lámparas de gas”, recuerda el escritor nacional Edilberto González Trejos.

La tradición de contar historias es algo que se ha ido perdiendo. Puede ser por influencia de la televisión o la radio, ya que de 1960 para atrás, estas no existían tanto en las comunidades rurales, y las narraciones eran la forma de comunicación y entretenimiento entre abuelos, padres e hijos, explica el folclorista Aristides Cortés.

A la influencia de la radio y la televisión habría que sumarle ahora, los dispositivos móviles, la internet y las computadoras portátiles, que hacen que estas experiencias sean solo un recuerdo entre los mayores.

Sin embargo, no muy atrás en el tiempo, en la década de 1990, ahí estábamos nosotros escuchando a “la abuela”, como le decíamos de cariño. Con el pasar del tiempo, uno a uno de los que estábamos sentados a su alrededor se iba poniendo de pie y se iba, hasta que solo quedábamos dos. “¿Quieren otro?”, decía ella y llegaba el momento de decirle a la bisabuela que los demás se habían ido. Allí terminaba la sesión del día.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código