Ritualidad y significación

Los rituales que se realizan en tiempos de fin de año mezclan elementos provenientes de diversas culturas que resaltan sincretismo del cual somos partícipes.

La RAE define un ritual como “perteneciente o relativo a un rito”, a la vez que otorga a este último la significación de “costumbre o ceremonia”. Es esta connotación de costumbre en la que radica lo interesante de estas prácticas que ponen de manifiesto el sincretismo cultural y hace evidentes el elemento transaccional que constituye la base de cualquier rito.

Así, Samanta recalca que “hemos unido culturas diferentes y, por ejemplo, se suele utilizar incienso al pie del pesebre o por toda la casa, pero para pedirle a Dios que nos proteja y que nos envuelva en paz y serenidad. Con esto entregamos un poco de nosotros para agradecer y recibir bendiciones”.

COmponentes

Muchos elementos son comunes en estas prácticas de atracción de la energía.

Por ejemplo, el incienso, del cual Kazandra apunta que “desde la antigüedad ha tenido un significado de limpieza y purificación”. También es popular y mencionado por los encuestados en el sondeo virtual “el recibir el año con monedas en la mano o la cartera”, ya que, según la esotérica “el oro es el metal más fuerte energéticamente. Es símbolo de poder y riqueza”. Las espigas detrás de la puerta, al igual que las nueces en la mesa, “representan la abundancia”, mientras que las velas, al relacionarse con el fuego, son medios purificadores que destruyen lo negativo, con la arcana función de canalizar las intenciones.

Otros rituales con menos connotaciones simbólicas y de más reciente data son comer las 12 uvas, recibir el año nuevo con atuendo a estrenar, sorprender con arroz a aquella que tiene la intención de casarse o agarrar las maletas y dar tres vueltas alrededor de la casa o la cuadra para tener un viaje.

ENERGÍAS RENOVADAS

Kazandra aclara que “no le va bien a una persona solo por tener un amuleto o poner una vela, sino que lo más importante es tener clara la intención de mejorar y de alcanzar lo que nos proponemos”.

Samanta, por su parte, apunta que todo esto se trata de “remover el fluido energético estancado. Es sellar los pesares del año viejo y recomenzar con esperanza teniendo en cuenta que nada puede cambiar si no se empieza por uno mismo”.

Desde la psicología

La psicóloga Sheila Gálvez señala que “el ser humano siempre busca suplir sus necesidades espirituales y materiales. Todos buscamos el amor, la prosperidad, el bienestar en general”.

Siguiendo esta idea, Gálvez explica que la razón de ser de estos ritos es la identificación. “Las personas se conectan con esto por las necesidades que desean suplir y estas prácticas generan en ellos algún tipo de sentimiento positivo válido que lo impulsa a dar pasos y a aclararle de alguna forma las metas”.

Sin embargo, considera que puede convertirse en un problema cuando “se cae en el error de dejar de confiar en nuestras propias capacidades y adjudicarle un ´poder´ a un rito u objeto externo a uno mismo”. Con lo cual concluye que es en este comportamiento errado en lo que consiste la superstición.

En cuanto a la veracidad del tema del poder de las energías positivas, Gálvez explica que “es una máxima universal que nos rige a los seres humanos y que todos utilizamos consciente o inconscientemente, en tal medida, que cuando sentimos una emoción, generamos energía, ya sea positiva o negativa, que interfieren en el organismo y en nuestra vida”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código