LA ÚLTIMA PALABRA

Sacrilegio a lo Eco

Temas:

He sido lector de Eco por casi 30 años. Fue crucial en la investigación y redacción de mi tesis doctoral, sobre el discurso periodístico. Aunque no era periodista, siempre tuvo un pie en los medios de comunicación masiva. Los investigó y analizó sin romper con sus fundamentos y la industria mediática, en especial la italiana. Fue un observador acucioso que supo desentrañar sus formas y estudiarlas como producción cultural.

El primer libro de Eco que me devoré fue su texto pragmático Cómo hacer una tesis. Con modelos de cómo llevar a cabo las fichas de lectura y estrategias para sacarle el mejor provecho a la bibliografía consultada. Es un manual que parte de su primera experiencia como investigador y escritor. Advierte sobre la importancia de elegir, con lupa, quién será el director de la tesis, sobre la sintonía que debe existir. “Debe ser como un matrimonio estable por dos años”, aconseja.

Estudié mucho de su obra ensayística, desde Apocalípticos e integrados hasta Tratado de Semiótica General. Después me embarqué con Kant y el ornitorrinco, que plantea los dilemas de la investigación y la aplicación del método científico. Cómo uno evalúa un ornitorrinco, que se sale de cualquier esquema científico. Son tantos los dilemas en cuestión.

Un humanista integral fue este ser excepcional. Integral, como durante La Ilustración. Nada le era ajeno, y por esa razón estaba tan cerca de los centros de la crónica contemporánea. Me vienen a la mente tantos asuntos, tantos puntos de vista, tantas experiencias, siempre tan ponderadas de este genio de nuestra época.

El amor, por supuesto, está en el centro de sus reflexiones. “Nada hay en el mundo, ni hombre ni diablo ni cosa alguna”, expresó, “que sea para mí tan sospechoso como el amor”. El amor penetra en el alma “más que cualquier otra cosa: nada hay que ocupe y ate más al corazón que el amor. Por eso, cuando no dispone de armas para gobernarse, el alma se hunde, por el amor, en la más honda de las ruinas”, valoraba.

Filósofo, semiólogo, novelista. Autor de El nombre de la rosa, en 1980, o El péndulo de Foucault, en 1988, había nacido en Alessandria el 5 de enero de 1932. Número cero, una mirada crítica del gran experto de la comunicación sobre una crisis del periodismo que, advertía, empezó“en los 50 y 60, justo cuando llegó la televisión”. De 2015, esa es su última novela.

La trama de Número cero está ambientada en 1992, año del caso Tangentópolis. Se desarrolla en la redacción de un periódico donde confluyen la logia masónica P2 y las Brigadas Rojas: es el fin de una era y la aparición de otra —con Berlusconi a punto de saltar al escenario—, quien desvaneció muchas esperanzas hasta convertirse en la Italia desorientada de hoy. Esa obra es un pretexto para expresar aquello que miró, analizó y escribió.

Lo más atrayente es El nombre de la rosa, rebosante de historia y semiótica, y cuya plataforma es la novela policiaca. El abad encomienda una investigación sobre crímenes a un sacerdote. Como si se tratase de Sherlock Holmes y su inseparable ayudante Watson, Guillermo de Baskerville, con su pupilo Adson de Mel, investigan una serie de asesinatos en una abadía en años del medioevo. El sacerdote no pierde ocasión para educar a Adson y enseñarle que cada gesto o evidencia tiene un significado mayor. Detrás de cada palabra, de cada acción, se abre una veta de intencionalidades que se encuentran bajo ellas.

El diablo es invención de aquella época. Puede que sea el responsable de los asesinatos. El reverendo de Baskerville se atreve a recordarle a su discípulo investigador, que reencarnaría en Watson, que “la única evidencia que veo del diablo es el deseo de todos de que esté aquí”.

Santo sacrilegio a lo Eco.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código