Sakura: efímera belleza en Washington DC

Cuando los árboles de cerezo florecen, la histórica capital estadounidense se suaviza y le muestra a los visitantes una nueva faceta.

Temas:

Sakura: efímera belleza en Washington DC Sakura: efímera belleza en Washington DC

Sakura: efímera belleza en Washington DC

Sakura: efímera belleza en Washington DC Sakura: efímera belleza en Washington DC

Sakura: efímera belleza en Washington DC

Sakura: efímera belleza en Washington DC Sakura: efímera belleza en Washington DC

Sakura: efímera belleza en Washington DC

Sakura: efímera belleza en Washington DC Sakura: efímera belleza en Washington DC

Sakura: efímera belleza en Washington DC

Sakura: efímera belleza en Washington DC Sakura: efímera belleza en Washington DC

Sakura: efímera belleza en Washington DC

Visitar Washington DC es una experiencia enriquecedora durante cualquier época del año. Con más de 19 museos que explorar gratuitamente y monumentos que nos recuerdan luchas, poder, triunfos y pérdidas, es imposible no empaparse de conocimiento.

DC fue diseñada por el francés Pierre L’Enfant y, por ser diseñada, es una ciudad en la que caminar es muy fácil. Más fácil aún: conocerla desde una bicicleta.

Primavera, específicamente el mes de abril, es para mí la época más bonita del año para ver esta ciudad, ya que los más de 3 mil árboles de cerezo que llegaron a la capital estadounidense el 26 de marzo de 1912 –donados por la ciudad de Tokio para conmemorar los lazos de amistad entre Estados Unidos y Japón– decoran los parques y avenidas con la flor de color blanco o rosado llamada sakura.

Para quien visite DC es obligatorio pasear por el National Mall, un gran parque nacional rodeado de museos, memoriales y monumentos nacionales. Se extiende desde el Capitolio hasta el monumento a Lincoln. Montar bicicleta por el National Mall es tremenda experiencia: cerca del monumento a Washington hay un puesto de alquiler de bicicletas en donde, por siete dólares se puede comprar una membresía de 24 horas. Al cruzar la calle se puede hacer una parada en el memorial de la Segunda Guerra Mundial. Sigues montando la bicicleta a lo largo del espejo de agua que ha sido testigo de tanta historia, desde el famoso discurso de Martin Luther King hasta protestas contra la guerra de Vietnam.

A la izquierda de Lincoln está el memorial a los veteranos de la guerra de Vietnam. Allí se le hace memoria a los caídos con aquella pared negra que simula una herida en la piel y, a los que sobrevivieron, con la estatua de los tres soldados. A su derecha está también el memorial de los veteranos de la guerra de Corea.

Cerca del monumento a Lincoln hay otro lugar donde puede dejar la bicicleta y así caminar cuatro kilómetros por la acera que rodea la cuenca Tidal, un lago en el centro de la ciudad donde están algunos de los monumentos más interesantes del distrito federal, como el memorial de Jefferson, el de Franklin Delano Roosevelt y el monumento a Martin Luther King.

En la cuenca Tidal es donde sembraron la mayoría de los árboles de cerezo y es el mejor sitio para admirar la efímera belleza de los cerezos en flor.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código