Facebook Live: El impuesto de inmueble y el patrimonio familiar Ver más

Sobrevuelos paternales

Los ´padres helicópteros´ son aquellos que superan el exceso de control, dirección e intervención en la vida de sus hijos.

Fotolia Fotolia
Fotolia

¿Qué es lo peor que puede ocurrir cuando un padre, al querer lo mejor para sus hijos, se pasa de la raya? Preste atención, pues estas son señales que puede presentar un potencial “padre helicóptero”.

“La paternidad helicóptero se refiere a la conducta de padres y madres extremadamente enfocados a sus hijos, que ´revolotean´ o ´sobrevuelan bajo´, como si vivieran la vida a través de ellos”, explica sobre este fenómeno la psicóloga María Cristina Imolesi, directora de la Clínica Psicológica y de Terapia Familiar de la Universidad Santa María la Antigua.

Expone que esto se da cuando la protección, cuidado y supervisión apropiadas en las diferentes etapas del ciclo vital familiar y edades de sus hijos se ven superados por el exceso de control, dirección e intervención.

Este concepto nació hace cerca de 40 años, cuando se dio a conocer con la metáfora del “sobrevuelo” en el libro Entre el padre y el adolescente ­“Mamá sobrevuela encima de mí como un helicóptero”­ del psicopedagogo israelí Haim Ginott.

No fue hasta 1990 que el término fue formalmente acuñado por los autores Foster Cline y Jim Fay en su obra Criando con amor y lógica: enseñando responsabilidad a los niños, pero se empezó a utilizar a partir del 2000, con los niños pertenecientes a la generación ´Y´, nacidos entre los inicios de la década de 1980 y finales de la de 1990 .

“Los recursos tecnológicos como los teléfonos inteligentes y la comunicación virtual nos permiten posibilidades de control, monitoreo y supervisión más efectivas”, explica la psicóloga y agrega que esta actitud parental, relacionada con la existencia de una sociedad posmoderna y de consumo como esta y cada vez más competitiva y agitada “nos lleva a exigirnos cada vez más y a competir vorazmente por ser los mejores padres y sacar, como producto, los mejores hijos”.

Si lo mencionado es poco, agregue “los índices de violencia ciudadana elevados visiblemente, lo que mantiene en alerta permanente a los padres, redoblando el control y supervisión y usando todos los medios a su alcance, para controlar dónde y con quién están sus hijos, y asegurarse de que estén a salvo”.

Sin embargo, “¿qué tiene esto de malo?” puede usted legítimamente preguntarse, ya que querer lo mejor para un hijo no es pecado. “Pues, nada”, contesta la psicóloga. “Tratar de brindar lo mejor a nuestros hijos e hijas es propio de buenos padres y madres de todas las latitudes. Sólo que..., veamos”, hace un alto y da la vuelta para ver la otra cara de la moneda.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código