Súper poderes en el cine

Si se hace un balance de los recientes títulos sobre superhéroes, hay casos destacados y otros deplorables, tanto en calidad como en desempeño taquillero.

La tecnología era el bastión que necesitaban los superhéroes para saltar de lleno al mundo cinematográfico.

Cuando los efectos especiales llegaron al nivel de hacer ver real lo imposible, las cintas de los defensores de los más débiles se dispararon, comenta Roberto Díaz, especialista en el tema de cómic, el primer medio de difusión que tuvieron los enmascarados.

Por eso es que de unos años para acá, personajes como Spider-Man, Hulk, los X-Men, Iron Man, Batman, Blade, Hellboy y los Cuatro Fantásticos cuentan con dos o más películas dedicadas a sus aventuras y con efectos especiales por doquier, dice.

Es más, destaca, hay guionistas que se han contagiado de esta onda y han inventado superhéroes que no tienen nada que ver con los cómics, como Hancock (2008), Defendor (2009) y la animada Los Increíbles (2004), entre otros casos.

LO DESTACADO

Haciendo un balance del lote de títulos que enfrentan a los chicos buenos contra los malos, se puede encontrar de todo, desde historias decepcionantes hasta otras que complacieron tanto a los seguidores acérrimos de los encapuchados como a los críticos (ver tabla), acota Marcos Maldonado, devoto del cine fantástico y de ciencia ficción.

Lo más destacado de este auge de superhéroes, sin duda, son los filmes Batman, The Dark Knight (2008), Iron Man (2008) y las primeras dos partes de Spider-Man (2002 y 2004), enumera Maldonado.

¿Por qué? Todas estas han sido bien tratadas por las calificaciones de los críticos, y han ayudado a que muchos dejen de ver este tipo de producciones como tontas o zonzas, acota Díaz.

Además, cumplen a cabalidad con aspectos llamativos como acción, efectos especiales y algo de humor, menciona Maldonado.

Esta fórmula ha logrado atraer grandes cantidades de espectadores a las salas de cine, incluyendo a personas que no necesariamente eran simpatizantes del personaje, recalca. “Ese es el gran mérito de este tipo de películas”, afirma Maldonado.

Es así como varios superhéroes se han convertido en minas de oro cuando están en la pantalla grande.

El trono lo tiene Batman, The Dark Knight, que generó poco más de mil millones de dólares.

Le siguen el trío de aventuras de Spider-Man (2002, 2004 y 2007), que ha logrado unos 2 mil millones 500 mil dólares entre las tres; Los Increíbles (2004), con 631 millones de dólares; y las dos entregas de Iron Man (2008 y 2010), con 585 millones y 622 millones de dólares, respectivamente (ver tabla).

¿Es todo? No, en camino vienen más títulos que enfrentarán al bien con el mal, adelanta Díaz, y detalla los casos de The Avengers (2012), Batman The Dark Knight Rises (2012), The Amazing Spider-Man (2012) y Superman Man of Steel (2013), entre otros.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

22 Mar 2017

Primer premio

3 5 0 5

BBCA

Serie: 4 Folio: 8

2o premio

7058

3er premio

6560

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código