Taboga, entre senderos y mar

Reconocida por su cercanía a la ciudad, la isla de Taboga es usualmente visitada por sus playas sin saber que en sus montañas se practica también el turismo ecológico.

Temas:

Taboga, entre senderos y mar Taboga, entre senderos y mar

Taboga, entre senderos y mar

Taboga, entre senderos y mar Taboga, entre senderos y mar

Taboga, entre senderos y mar

Taboga, entre senderos y mar Taboga, entre senderos y mar

Taboga, entre senderos y mar

Taboga, entre senderos y mar Taboga, entre senderos y mar

Taboga, entre senderos y mar

Taboga, entre senderos y mar Taboga, entre senderos y mar

Taboga, entre senderos y mar

Taboga, entre senderos y mar Taboga, entre senderos y mar

Taboga, entre senderos y mar

Taboga, entre senderos y mar Taboga, entre senderos y mar

Taboga, entre senderos y mar

Hogar de calles que solo saben seguir subiendo y de gente acostumbrada a vivir con una capita de sal sobre el rostro, Taboga es la isla que a tan solo 20 kilómetros de la ciudad de Panamá recibe a los turistas con alegría.

Durante el día la actividad en su muelle no cesa. Desde los barcos que periódicamente traen y llevan a los antojados de mar hasta las distintas ‘pangas’ y pequeñas embarcaciones que se preparan para adentrarse en las aguas a pescar.

En la playa es igual. A la derecha del muelle las sombrillas de playa coloridas refugian a los que llegan a pasar el día y también a disfrutar la fiesta. A su izquierda se extienden casas de verano, la porción de playa que prefieren las familias y algunos establecimientos de comida.

Más allá y subiendo la colina, el pueblo tabogano, con sus casas pequeñas y sus calles estrechas, se distribuye haciendo vida en el lugar que algunos solo visitan durante los fines de semana.

Los hoteles son escasos. El hotel Cerrito Tropical y la Vereda Tropical son las opciones más estructuradas y también donde se puede conseguir la mejor comida.

La más agradable vista de la isla no es desde su costa. Taboga tiene tres senderos propiamente marcados, a los que vale la pena dedicarles al menos una mañana y desde los cuales cuando los días son claros se puede ver la isla, el océano Pacífico y hasta la ciudad de Panamá al mismo tiempo.

Tratando de partir temprano en la mañana, antes de que el Sol reclame el cielo y caliente todo, una consulta a cualquier tabogano deposita en la plaza de la iglesia de San Pedro, desde la que es fácil seguir los rótulos que marcan el camino para adentrarse a la selva tropical.

En el Sendero de las Tres Cruces, que tiene una extensión inicial de 1.2 km desde la iglesia, la humedad se apropia de todo. Aunque la distancia no es larga, la dificultad del camino es moderada, y lo que la humedad afecta, los altos árboles compensan filtrando los rayos del Sol y protegiendo la piel.

Una vez arriba, las tres cruces por las que está nombrado el sendero no son por sí solas imponentes pero, continuando el trayecto, la vegetación se cambia por una calle de cemento y lo que premia es una vista inigualable.

Desde este punto se puede visitar también el mirador El Vigía, donde la ruina de un antiguo punto de observación del Ejército estadounidense sigue en pie. Presas del deterioro y del aburrimiento, sus paredes se encuentran llenas de grafiti y uno que otro murciélago cuelga de cabeza del techo. Existe cierta mística en subir sus escalones e imaginar cómo, según la historia, desde allí se observaba el posible movimiento de barcos durante la Segunda Guerra Mundial.

Cuando la noche cae. Con el atardecer dándole la espalda a la playa, poco es más reconfortante que tumbarse frente al mar en las noches en que la luna llena alumbra mejor que cualquier otra luz.

El viajero allí, casi embriagado por el vaivén del mar y la brisa que este trae con él, encontrará imposible no tratar de contar los barcos que a lo lejos parecen hacer una fila perfecta para transitar el Canal. La Isla Mágica de Rogelio Sinán sigue, con todas sus maravillosas contradicciones, viva.

Cómo llegar

Barcos Calypso

Parten de la playita de Amador. Viajes de lunes a viernes en horarios de 8:30 a.m. Sábados y domingos: 8:00 a.m., 10:30 a.m. y 4:00 p.m. Costo: $14.

National Tours

Parten del muelle cerca del Friday’s de Amador. Viajes de lunes a viernes: 8:30 a.m. y 3:00 p.m. Sábados y domingos: 8:30 a.m, 10:30 a.m. y 3:00 p.m. Costo: $16.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código