Tacitas de dulzura

En los recientes años, los ´cupcakes´ han ido reclamando espacio y están entre los favoritos de emprendedores.

Temas:

Es un longevo de la repostería que de pronto se volvió joven con la llegada del siglo XXI. Él fue reclamando sus propias tiendas, blogs, y hasta programas de televisión especializados. El dulce que se hacía con la medida de una taza se convirtió en estrella.

Como tantas tendencias globales, el cupcake también empezó a pisar fuerte en el istmo. “El mercado panameño se presta para eso”, comenta Patricia Castaño, fundadora de la boutique especializada en cupcakes Vanille.

Patricia había notado en sus viajes que este tipo de tiendas era cada vez más común en Estados Unidos, pero faltaba en Panamá. A partir de esa inquietud, hace casi tres años nació su boutique.

No obstante, la propietaria de Vanille no fue la única a quien sedujo la sencillez del cupcake. El postrecillo ha sido el elegido por emprendedores jóvenes y es protagonista de cursos como los que ofrece Top Quality Training Center. A estos cursos asisten personas de todas las edades, según Melanie Milanés de Mena, propietaria del centro de entrenamiento gastronómico, quien asegura que la tendencia tampoco distingue sexo.

Son 20 los cursos que han realizado hasta el momento sobre el “bizcocho para ser cocinado en tazas pequeñas”, como lo definió Amelia Simmons en el libro American Cookery, en 1796.

La motivación de algunos de los que asisten a este tipo de cursos es aprender a hacer algo nuevo mientras se divierten, pero hay quienes tienen en mente algo más: abrir su propio negocio.

Giselle Quintero es una de esas aficionadas que luego vieron más allá. Empezó haciendo cupcakes para ella y su familia. Luego los llevaba a su trabajo y sus compañeros le sugirieron que los vendiera. Así comenzó su emprendimiento con Les Petites Choses. Ella ha tomado varios cursos en diferentes centros para perfeccionarse.

Pero, ¿qué tienen de especiales estos dulces? Giselle tiene una respuesta: “Los cupcakes, dentro de la repostería, son pequeñas piezas de arte y se pueden decorar de tantas maneras... Pueden ser divertidos o elegantes. Un cupcake de vainilla sencillo con una decoración en pastillaje y fondant puede verse tan hermoso que da pena comérselo. Además, puedes cuidar las proporciones y son prácticos para las fiestas de los niños”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código