La Tasca de Durán

Uno de los platos que sobresale es la ´marea roja´ de camarones, con base de tomate fresco y un toque de picante.

Las expectativas no eran altas, ya que hay locales que están “salados”, y este en particular ya ha albergado, en un lustro, a dos italianos, un japonés y un español.

A no ser que seas legalmente ciego, cuando llegas te cae la peseta: Durán no es un españolito que vino a cocinar pulpo, sino nuestro pugilista legendario, porque las paredes están llenas de memorabilia del campeón. El menú contiene típico protocolo de tapeo, con platos fuertes, algunos de los que llevan el nombre de los hijos de Mano de Piedra.

Pedimos unos calamares; no nos decidíamos entre la versión al ajo y perejil o “a la Javi”, pero nos decantamos por la primera, que estuvo deliciosa. Estaban tiernecitos, teñidos de azafrán o, más probable, cúrcuma. Luego seguimos con unos camarones de muy buen tamaño, al estilo “marea roja”, con salsa a base de tomates y trocitos de papas y cebolla.

La tercera entrada fue un plato de papines salteados en aceite de oliva, con un toque acertado de romero, que hizo excelente mancuerna con el pimentón que contenía.

Ya pasando a los platos fuertes, decidimos compartir el lechón con una de las tantas paellas que ofrece el menú. El cochinillo era tierno, puesto que los huesitos de costilla correspondían a un lechal de no más de 12 libras. La lástima es que la ración que nos tocó ya tenía su rato de haberse horneado, y el pellejito ya no estaba crocante. Como lo habían recalentado, algunas partes de la carne estaban duras, debido a su paso por aceite caliente. El resto de la carne, suculenta y con buena sazón.

La paella, más que a una paella se asemejaba a un arroz asopado a base de grano precocido. Sí, ya sé que esa es más regla que excepción, pero qué te puedo decir: soy purista. El arroz traía un tono pardusco que atribuí a la presencia de salsa china, pero me explicaron que el caldo de pescado se hace con calamares. En cuanto a mariscos, traía de todo: camarones, calamares, pollo (creo), mejillones, almejas, y pimientos morrones y petipuá. El sabor del caldo se vio algo perdido entre el primer golpe de petipuá y el resabio particular que tienen algunos alimentos que sufren de resequedad de congelación, cosa que pasa cuando empacas mal un alimento congelado. De postre pedimos un flan. Dixit.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código