Versos en forma plástica

Fernando Arrabal muestra una colección de cuadros que dice han resultado de su frustración como pintor.

El dramaturgo Fernando Arrabal inauguró este miércoles en el museo de Montparnasse de París su exposición “Pomes Plastiques”, una colección de collages que dice haber sido resultado de su propia “frustración” como pintor.

Esta desdicha artística y la “infinita admiración” que siente por todos aquellos pintores de los que lamenta que nunca estará a la altura son el pretexto para presentar una exhibición estrafalaria, colmada de copias de obras maestras y objetos insólitos.

El novelista, dramaturgo, poeta y realizador cinematográfico se convirtió, para la ocasión y con el propósito de homenajear a sus artistas fetiches, en pintor y escultor que “arrabaliza” todo lo que toca, crea, superpone o encola.

Solo de esta manera puede descifrarse la pieza “Dálmatas”, en la que coloca pegatinas de la célebre película de Walt Disney sobre un óleo de Pablo Picasso en el que aparece un joven jinete con su caballo.

O su particular obsequio a Henri Magritte al adjuntar unos espaguetis con salsa boloñesa, e ingentes fragmentos de carne sobre el cuadro “El castillo de los Pirineos”, que el pintor belga compuso en 1959.

Este provocador nato también hace un guiño a España, de la que se exilió en 1955, fijando unas balas alrededor de la obra de Goya “Tres de Mayo” (1814) y anotando en letras grandes y vistosas la palabra “Moncloa”.

“Soy yo. Al que van a fusilar soy yo”, explicó el autor, que nació en Melilla hace 81 años y que, tras más de medio siglo afincado en París, asegura con ironía que “España cada vez está mejor”.

Sus técnicas de ensamblaje, que recuerdan a las usadas por la corriente dadaísta a principios del siglo XX, a veces se rematan con la caligrafía delgada e inclinada del propio Arrabal, que traza consignas como “la celebridad todavía es más ciega que la justicia”.

Y el mensaje que transmite se limita en ocasiones a la sucesión de palabras: “imaginación”, “yo”, “pánico”, “ciencia”, “libertad” o “ajedrez” acompañan, por ejemplo, una de las piezas que este maestro del arte del vivir dedica a su amigo Salvador Dalí.

También para Dalí fue concebida una de las esculturas más alabadas, en la que Arrabal yuxtapone una antigua jofaina, unos labios rosas fluorescentes y uno de los relojes alargados que solía pintar el artista de Figueres.

A otra de sus múltiples musas, Marilyn Monroe, la equipa de gafas de colores con forma de corazón, idénticas a las que suele llevar él mismo sobre sus gafas de vista, para el lienzo titulado “... Los caníbales herbívoros, ¿se vuelven anoréxicos o humoristas?”.

El homenaje a Audrey Hepburn es todavía más singular y pone, sobre una foto de la actriz, una figura de juguete, todavía embalada, de Sigmund Freud, junto a la máxima rotunda de que “Dios es tan antropomorfo que, después de crearlo todo, lo confunde todo”. A pesar de que esa confusión de géneros y materiales parece invadir la exposición, el autor insistió en que, aunque todo resulte absurdo, todo tiene sentido. Simplemente, hay que buscarlo, dice el artista que aduce que en el mundo faltan más poetas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código