Vínculo peso-matrimonio

Recientes investigaciones científicas han hallado una relación entre la tendencia de subir de peso y el estado civil de las personas.

Algunas mujeres suelen subir de peso luego de dar a luz. Sin embargo, esta situación puede llegar antes de lo esperado.

Al menos así lo indica un estudio de la Asociación Estadounidense de Sociología. Y es que según la investigación, el riesgo de subir de peso se incrementa tanto en los dos primeros años de matrimonio como en los dos que siguen al divorcio.

Los investigadores encontraron una relación entre el peso y el estado civil, incluso después de ajustar los datos de cada persona en función de su estado de salud, su educación, empleo, nivel de ingresos y embarazos, señala un artículo publicado en la BBC Mundo.

El estudio está basado en más de 10 mil personas. En el caso de las mujeres, el matrimonio incrementó el riesgo de pequeñas subidas de peso en 33%, pero el riesgo de grandes subidas fue mayor: 48%.

El estudio también mostró que las recién divorciadas tienen 22% de riesgo de registrar pequeñas subidas.

En el caso de los hombres, hay un riesgo de un 28% de tener una pequeña ganancia de peso después del matrimonio y un 21% tras el divorcio.

Además, en algunos casos las mujeres casadas tienen subidas de peso lo suficientemente grandes como para suponer un riesgo para la salud, recalcó Dimitry Tumin, de la Universidad de Ohio, Estados Unidos (EU), responsables del estudio.

RAZONES

Cuando las personas están bajo estados críticos de ansiedad, se vuelcan hacia la comida porque desde niños les enseñaron a ver la comida como un reforzador positivo ante crisis o dolor, comenta la psicóloga Xóchitl Mckay de Delgado.

En este sentido, dice que el matrimonio activa las hormonas sexuales y el divorcio las paraliza temporalmente o por un largo tiempo.

El cerebro no entiende las señales y busca algo para estabilizar su mecanismo. Algunas personas recurren a la comida, otras buscan drogas, como por ejemplo: el tabaco y el alcohol, agrega.

Por otro lado, indica que las mujeres aumentan más de peso en relación con los hombres, debido a los cambios en el metabolismo.

Por ejemplo, las mujeres utilizan métodos anticonceptivos cuando se casan y cuando se divorcian dejan de usarlos, por lo que el metabolismo se altera y los hombres no usan nada, dice.

“Las mujeres casadas suelen tener un papel más importante en la casa que los hombres y pueden tener menos tiempo para hacer ejercicio y mantenerse en forma que las mujeres solteras”, señala el profesor de sociología de la Universidad Estatal de Ohio, Zhenchao Qian, en un artículo publicado en El Diario de Nueva York, EU.

En este sentido, una investigación de la Universidad de Chapell Hill (2007), en Carolina del Norte, presentada en una conferencia sobre obesidad en New Orleans en octubre de ese año, llegó a la misma conclusión. Si bien no determinaron la cantidad de libras que subían por tiempo de convivencia, demostraron que estar soltero aumenta las posibilidades de mantener un peso saludable.

En tanto, el psicólogo Carlos Madrid dice que esta situación no se puede generalizar, ya que se trata de algo más de carácter sociológico que biológico, por ende hay que tener un control a la hora de consumir los alimentos.

Lo ideal, concluye Mckay de Delgado, es encontrar una actividad que le permita a la persona quemar calorías y no utilizar la comida como antídoto para sentir alivio por el estrés que estas situaciones provocan.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código