Una YOA con gente ´del patio´

Es la primera vez que la YOA Orquesta de las Américas cuenta con cinco panameños, número sobresaliente para sus organizadores.
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203Kes8eA.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203Kes8eA.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203Kes8eA.jpg

Para tres de los cinco panameños pertenecientes a la YOA Orquesta de las Américas, es la primera vez que participan junto a otros 80 músicos provenientes de 25 países. Los otros dos ya han estado cuatro veces.

Como “el 75% de los percusionistas sinfónicos”, a Carlos Camacho le tocó entrar por la puerta que le abrió otro instrumento: la batería.

En 2003 empezó a estudiar música formalmente, y hace dos años decidió que esto era lo suyo.

“Es la primera vez que participo en una gira, aunque la YOA vino en 2008 y toqué con ellos como extra”, cuenta Carlos, quien se prepara con Don Liuzzi, timbalista principal de la Orquesta de Filadelfia y miembro del cuerpo docente de la orquesta. “Una leyenda. El profesor de mi profesor”, lo define.

“Con él trabajamos muy fuertemente. Las seccionales fueron muy intensas. Después tuvimos el primer ensayo con la orquesta, y esos primeros momentos sirvieron para que nos conociéramos y tuviésemos una mejor química entre los músicos”, afirmó el percusionista.

Joshue Ashby, quien terminó hace un año su licenciatura en el Berklee College of Music, Estados Unidos, también incursiona por primera vez en la YOA.

Confiesa que, más que en lo musical, esta experiencia le ha permitido conocer del empeño al trabajo en equipo y “la pasión que le ponen a las cosas sin importar el clima y la hora”. “Eso me ha ayudado a reforzar la responsabilidad. Aquí no hay excusa para hacer las cosas mal”.

El trombonista Gerardo Pinto Arcia decidió que quería ser músico, mientras cursaba el bachillerato diversificado del Instituto Nacional de Cultura. Este año terminó su licenciatura en la Universidad de Costa Rica, y prepara una audición para obtener una maestría en Texas, Estados Unidos (EU).

Momentáneamente, su participación en la YOA le ha permitido conocer gente de su campo que posee años de experiencia, algo enriquecedor, pero nada fácil.

Con solamente 22 años, Miguel Vásquez y su chelo ya cuentan con una cuádruple experiencia. “La primera vez que audicioné estaba muy nervioso, porque nunca había hecho una grabación. Tenía 17 o 18 años”, comenta el graduando de una universidad en Cambridge, EU.

Con clases maestras esporádicas, tutoriales en YouTube, campamentos y talleres, Miguel buscaba una oportunidad para seguir aprendiendo, mientras se preparaba incansablemente para audicionar en la YOA.

“Me puse a practicar un montón antes de saber el repertorio que solicitaban”, dice, mientras enumera la lista: un extracto del segundo movimiento de una sinfonía de Brahms, el segundo movimiento de la sexta sinfonía de Tchaikovsky, extracto del cuarto movimiento de la sinfonía 35 de Mozart, el solo del comienzo de una obertura de Rossini, extracto del ballet de Romeo y Julieta de Prokofiev, una pieza de Bach y, por último, una pieza panameña.

“Todos los años piden un repertorio distinto. De audición a audición pasa un año, y he avanzado un montón. Mi primer año en la YOA seguía aún en Panamá y, de hecho, un año fui con la orquesta a la ciudad en la que estoy estudiando”, agregó Miguel.

La primera vez que el trompetista Juan Pagán audicionó fue en 2010 para la gira de Sudámerica. Sin embargo, una de las experiencias más impactantes dentro de las cuatro que ha vivido fue un viaje a China, “quién lo pensaría”, bromea este chorrerano, egresado de la Pedro Pablo Sánchez.

“Participé como extra con la orquesta por primera vez en Panamá en 2008, y desde que participé dije que quería ser parte del proyecto. Me veo como un ejemplo de los músicos aquí, un buen trompetista de talla mundial”, aspira Juan.

Entre las aspiraciones de algunos de estos músicos está continuar sus estudios a nivel de maestría en el extranjero; otros, como Joshue, ya trabajan en su comunidad enseñando cultura musical a niños; o como Miguel, quien espera poner su grano de arena para impulsar las artes, “de forma que se pueda educar a un mejor nivel, enfocado en excelencia, en lugar de simplemente crear músicos, sin darle importancia a lo que hacen”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código