De historias garciamarquianas

Silvana Paternostro presenta en la Feria Internacional del Libro de Panamá su más reciente obra: ‘Soledad & Compañía’ sobre Gabriel García Márquez.

Temas:

Una obra acerca del antes y después de ganar el Nobel. Una obra acerca del antes y después de ganar el Nobel.

Una obra acerca del antes y después de ganar el Nobel.

‘Hay que dejar a un lado la noción de que todo en la vida tiene una sola verdad’: Silvana Paternostro. CORTESÍA ‘Hay que dejar a un lado la noción de que todo en la vida tiene una sola verdad’: Silvana Paternostro. CORTESÍA

‘Hay que dejar a un lado la noción de que todo en la vida tiene una sola verdad’: Silvana Paternostro. CORTESÍA

El escritor y periodista colombiano Gabriel García Márquez es para su colega y compatriota Silvana Paternostro “como el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Tres personas distintas y un solo Dios verdadero”.

Eso queda claro en su obra Soledad & Compañía, que presenta hoy en el salón Chaquira de Atlapa a las 6:00 p.m., en el marco de la XI Feria Internacional del Libro de Panamá.

“Gabo nació sin ningún privilegio en la vida y llegó a ser Gabriel García Márquez. Gabito es un niño de un pueblo polvoriento, que nació en la pura tierra del olvido, que hoy conocemos como una canción de Carlos Vives, pero que se refiere a la zona de donde viene Gabo y de donde salen todos sus primeros cuentos y novelas”.

Le impresiona este personaje porque “a puro pulso llegó a ser quien es. En el libro encuentras anécdotas muy divertidas e irreverentes, pero serias a la vez, que te acercan a cómo era Gabo en todas sus dimensiones”. 

Para Soledad & Compañía entrevistó a cientos de personas. Resulta que Gabo “les tenía advertido a sus amigos más cercanos, como al poeta Álvaro Mutis, no hablar sobre él, a no ser que estuvieran de acuerdo en qué iban a decir”, el resto de los mortales no tenía esa condición previa y “les gusta contar sus historias sobre Gabo”.

Lo define como alguien social, que le agradaba hacerse amigo de políticos y periodistas. “No es que había silencio en torno a su vida. Al contrario, le encantaba que se supiera en qué andaba. La diferencia es que él escogía quién y cómo se debería contar la historia”.

La amistad y las circunstancias

Silvana Paternostro comenzó a entrevistar a personas vinculadas con Gabriel García Márquez en 2000 por un periodo de seis meses.

La idea era construir un reportaje que nunca publicó, ya que la revista estadounidense Talk, que le hizo el encargo, cerró de forma abrupta menos de dos años después de ser inaugurada.

Luego no entrevistó a nadie sobre el narrador hasta 2010 cuando  decidió enfrascarse con Soledad & Compañía, un libro de historia oral, el primero de este género literario que se publica en español y cuyo título lo toma prestado de Gabo, que deseaba llamar así a una compañía de producción que quiso y no pudo crear.

La historia oral surge de manera formal cuando en 1998 George Plimpton escribe una biografía sobre Truman Capote, pero no lo entrevista, sino que decide redactar su obra a partir de conversar con 120 personas que conocieron al autor de A sangre fría.

“La historia oral deja que aquellos que estuvieron muy cerca de Gabo nos describan a quien se convirtió en el escritor latinoamericano más importante (...) Deja que nos cuenten cómo lo acogieron, lo ayudaron y lo vieron hacerse; permite que nos hagan sentir cuánto lo quieren o cuánto les molestaba; ellos solos, sin otros narradores ni adjetivos intermediarios”, cuenta Paternostro en Soledad & Compañía.

Muchas de las voces que aparecen en las 286 páginas de Soledad & Compañía ya fallecieron, “tristemente. Por eso  tiene  un valor agregado. Es verdaderamente un documento  histórico. Además, es divertido  oír las voces de quienes conocieron a Gabo tan de cerca”, comparte en exclusiva para La Prensa esta barranquillera que asistió a un taller de periodismo que dictó Gabo en Cartagena.

El libro lo terminó unos  meses antes de que Gabo muriera el 17 de abril de 2014. Cuando falleció agregó un capítulo “donde los más cercanos me cuentan ese momento.  Es un libro completo sobre la vida de Gabo, de principio a fin. Es muy íntimo, pues son las voces de quienes lo conocieron desde que  nació y quienes estuvieron con él en su lecho de muerte”, indica.

¿Qué le dio por guardar los casetes donde grabó las entrevistas?

Como periodista suelo guardar todos mis cuadernos y entrevistas. En Nueva York arriendo un lugar donde lo tengo todo. Las cintas de las entrevistas sobre Gabo las guardaba en mi apartamento, pues siempre  pensé  que  algún  día  escribiría  un libro.

¿Cómo encontró una máquina reproductora de esa “antigüedad” en la ciudad de Nueva York?

Sí me costó mucho encontrar una grabadora para volverlas a  oír  en 2010.  Después  de mucho buscar en tiendas de  electrodomésticos  y toparme con muchos jovencitos vendedores que no  tenían  ni idea de qué estaba pidiendo -pensaban que buscaba un programa digital-, me topé en una tienda en la calle 14 con un vendedor de mi  generación  puertorriqueño que  entendió lo que necesitaba y me sacó la grabadora. Obviamente compre dos.

¿Cómo eran esos años de penurias cuando Gabo era pobre?

Tengo  anécdotas  muy divertidas sobre cómo Gabo tuvo los mejores amigos del mundo. Sus amigos de Barranquilla, como sabían que estaba pasando hambre en París, le mandaron una vez una postal con $100 escondidos. Al él le dio rabia que los amigos le hubieran mandado una postal de la playa con palmeras, pensaba que se estaban burlando de él y la botó a la basura.  El cuento tiene final feliz. Lo llamaron para  decírselo y él tuvo que rescatar la postal de la basura. Esa es una de las muchas  anécdotas que te dan una mirada íntima de cómo Gabriel García Márquez pasó hambre en París, pero nunca se dejó vencer.

¿Qué lecciones de vida uno aprende de Gabo?

Las dos lecciones son la disciplina que él tenía  y los amigos que tenía. Estas dos cosas, claro, además de esa genialidad como escritor, son la clave de la vida y el  éxito de Gabo. Son lecciones de vida para todo el mundo, no solo para los escritores.

¿Cuál era la relación de Gabo con sus traductores?

En mi libro sale Gregory Rabassa, quien fue el traductor al inglés de Cien años de soledad. Gregory es un  señor  encantador y me  contó cómo García Márquez llegó a él. Gregory  había traducido Rayuela y era muy amigo de Julio Cortázar.  Gabo  quería tanto que Gregory hiciera la  traducción, que le tocó esperar tres años para que la hiciera, pues estaba ocupado con otra  traducción.

¿Qué le diría a un lector istmeño para que adquiera ‘Soledad & Compañía’?

Que comprar el libro es como adquirir un boleto a una fiesta muy divertida con 50 personas hablando muy frescamente sobre García Márquez. Asistirá a una fiesta muy  divertida y con buena champaña (imaginaria por supuesto),  pues era lo que le gustaba tomar a Gabo.  

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código