El apego al Carnaval

Un grupo de expertos desmenuza el intrincado rompecabezas para hallar el motivo de por qué una buena parte de los panameños se aferra tanto al Carnaval.

Temas:

El apego al Carnaval El apego al Carnaval

El apego al Carnaval Foto por: David Mesa

Sentirse en sintonía con los demás y olvidarse de los problemas diarios han hecho del Carnaval un exitoso experimento social, indican los especialistas. Sentirse en sintonía con los demás y olvidarse de los problemas diarios han hecho del Carnaval un exitoso experimento social, indican los especialistas.

Sentirse en sintonía con los demás y olvidarse de los problemas diarios han hecho del Carnaval un exitoso experimento social, indican los especialistas. Foto por: Archivo

Si el panameño compitiera en una olimpiada por responder al llamado del rey Momo, seguramente se llevaría la medalla de oro. Porque contra todo obstáculo, el istmeño parece vencer la calamidad, a punta de ingenio, hasta lograr su cometido: asistir al Carnaval.

¿Qué tiene esta fiesta que ha conquistado la psiquis de buena parte de la población? ¿Por qué esta fecha es un ‘compromiso ineludible’?

Harán hasta lo imposible por el Carnaval, aunque exista una amenaza global por el virus zika, propagado por una picada de mosquito; aunque suframos los estragos del desértico clima castigador que agota las fuentes hídricas y no importa lo suficiente una aproximación inminente al periodo escolar, que conlleva hacer gastos considerables para asegurar la educación de los hijos.

Con todas la anteriores situaciones en desfavor, una gran mayoría de nacionales no desiste de dirigirse al encuentro con el desenfreno.

En otras temporadas, las penurias no se eximen del acontecimiento, muchos de los fiesteros se atreven a pernoctar en sitios insalubres, imbuirse en el culeco donde las pisotadas y uno que otro golpe accidental o involuntario es la tónica. Algunos suelen endeudarse para darle rienda suelta a la fiesta sin percances.

La “euforia” con que se celebra el Carnaval viene desde su nacimiento en 1910 en la ciudad capital. Una fiesta que causó gran expectación y con las décadas logró esparcirse, cual espora, a las provincias. De allí que las fiestas carnestolendas se trasladaran al interior, lo que propicia un éxodo cada víspera de sábado de Carnaval.

Más de 400 mil personas de la capital se movilizarán esta temporada hacia las distintas provincias, según los cálculos de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP). Un camino en que se sortea el tráfico y las vicisitudes hasta llegar al destino deseado.

Todo esto habrá valido la pena, porque el panameño siente que estos días se libera del estrés cotidiano. “En medio de tantos problemas, el Carnaval es visto como un escape a sus problemas cotidianos”, ilustra el sociólogo Bolívar Franco.

Claves para entender al ‘carnavalero’

¿Por qué somos fanáticos los panameños del Carnaval? Esto dijeron los expertos.

EL ATRIBULADO ÉXODO

En tiempos de descontrol, el individuo intenta encontrar la paz. Aunque parezca contradictorio, el ciudadano, hastiado del tráfico desea encontrarse en un ambiente que le provea bienestar, así lo plantea el sociólogo y catedrático de la Universidad de Panamá, Bolívar Franco, quien compara la fecha con la Semana Santa por el desplazamiento de la población hacia las provincias.

“La idea del Carnaval interiorano es que es más tranquilo, menos peligroso, pero además muchas personas que tienen familia en el interior aprovechan para celebrar estas fiestas para acercarse a sus parientes”, agrega Franco.

SEGUIDORES JÓVENES O ADULTOS

“El Carnaval es una práctica cultural donde participan diferentes grupos poblacionales y de distintas maneras, no ha sido homogéneo”, dice la antropóloga Alina Torrero. “Creo que ni jóvenes ni adultos influyen de manera preponderante con el Carnaval. Cada uno cumple su función en la estructura social y cada uno es movido desde los diversos intereses que mantienen la festividad”, argumenta.

PERMISIVIDAD ILIMITADA

“El Carnaval en sí mismo es una fiesta que transgrede las normas establecidas. Es un ritual donde se invierte lo cotidiano para dar rienda suelta a todo lo que la normatividad social pondera a lo largo del año. Es posible que se junten ricos y pobres, negros y blancos, hombres con hombres, mujeres con mujeres, que las vestimentas se vuelvan antojadizas, que se tergiverse la belleza establecida (pintarse de cualquier color, la peluca, los shorts, los zapatos), que lo diurno se vuelva nocturno y viceversa. El Carnaval es una fiesta social en la que se permite transgredir las normas para continuar aferrándose a las ‘buenas costumbres’ de siempre. Pero esta transgresión está permitida, está promovida y fortalecida”, indica Torrero.

EXPECTATIVAS

Detrás del Carnaval hay intereses, toda una industria se cierne para suplir necesidades de vestuario, productos para el verano, hotelería, alcohol, etc.

Por ello, se crean expectativas o ideales respecto a esta festividad. La realidad puede ser muy distinta, señalan los consultados.

efecto de satisfacción

Cuando pasa el Carnaval, quien ha asistido al jolgorio se siente gratificado. La ganancia puede llevar implícita una mezcla de ego personal o, por el contrario, la necesidad de sentirse reconocido por terceros tras sus actuaciones atrevidas, señala por su lado el psicólogo Ezequiel Meilij.

Generalmente las consecuencias negativas, como son los embarazos no deseados o un contagio de VIH, por consentir relaciones sexuales sin las medidas preventivas, se descubren a largo plazo. En el momento se cree que el Carnaval “es un relajo con consecuencias irrelevantes”, señala Meilij.

Algunos toman conciencia con la muerte de alguien cercano, pero puede que ese pensamiento cambie tan pronto se acerque el próximo Carnaval, resume.

una fiesta de empatía

“La sensación comunitaria de desfogue, de ser iguales, de sentir lo mismo, de no tener dificultades une en gran manera a quienes participan de la fiesta” y puede residir allí la fortaleza de este acontecimiento, deduce Franco.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código