El azote del dengue

Una variedad de pruebas científicas y tecnologías ya están disponibles; se necesita decisión política, planes de intervención y un trabajo integral y sostenible.

La lucha contra el dengue “es como una guerra de guerrillas”. Con esta analogía, el consultor de la OPS/OMS de Brasil, Haroldo Bezerra, se refirió a las estrategias de vigilancia y control de esta enfermedad viral, durante el X Congreso anual del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (Icges) y la II Reunión internacional para el control del Aedes aegypti, realizada en Panamá.

En ambos eventos participaron representantes del Icges, los Centros de Control de Enfermedades de Estados Unidos, la Red Latinoamericana de control de vectores, el sector privado, centros de investigación de las Américas, la Organización Panamericana de la Salud y de los programas sanitarios de 26 países.

El dengue es transmitido por la picadura de un mosquito de la especie Aedes infectado por alguno de los cuatro virus del dengue. Ya se habla incluso, de un quinto serotipo y actualmente la enfermedad está azotando los países tropicales y subtropicales.

Los avances en la producción de una vacuna, la resistencia que han desarrollado los mosquitos transmisores a los insecticidas, el papel de la informática como herramienta para el monitoreo, generación de índices y hacer predicciones, etc., fueron algunos de los temas abordados.

El doctor Lorenzo Cáceres, entomólogo médico del Icges, señala que desarrollar una vacuna ha sido complejo para diferentes empresas farmacéuticas porque se busca que el producto sea efectivo contra todos los serotipos. “Se pensaba que ya iba a haber una vacuna eficaz este año, sin embargo en las pruebas clínicas solo demostró tener una cobertura de 30%”.

Eduardo Zerba, del Centro de Investigación de Plagas e Insecticidas de Argentina destacó que el control químico (insecticidas) es la primera acción para interrumpir la transmisión vectorial. A esta medida se suma el control ambiental (eliminación de criaderos) pero ¿estamos usando estrategias novedosas?

“Se necesita inversión no solo para estudiar la enfermedad y las estrategias de control, sino en la búsqueda de alternativas útiles para ser usadas en situaciones críticas, que sean de bajo costo de aplicación y que puedan ser usadas en las comunidades en riesgo”. En ese sentido, mencionó que el centro que representa está investigando nuevas aplicaciones de piroproxifeno para formulaciones espaciales y la posibilidad de incorporar esta sustancia en materiales sólidos para constituirlos en trampas larvicidas.

En Panamá, el Icges realiza análisis filogenéticos de los serotipos del virus de dengue que circulan en el país, especialmente el serotipo 2. También se están haciendo modelos matemáticos predictivos con base al clima, estudios moleculares para detectar poblaciones de mosquitos en adultos y larvas que estén infectados con virus, trabajos de diagnóstico con pruebas rápidas para que sean evaluadas y aplicadas en el campo y el monitoreo de la resistencia con pruebas estandarizadas por la OMS. También está el proyecto del uso del mosquito transgénico, y se espera contar con el permiso para liberarlo, posiblemente, en enero o febrero de 2014, en tres comunidades del distrito de Arraiján.

En la mayoría de los países de la región hay muchas debilidades, entre ellas, la falta de indicadores ambientales y sociales, de datos computarizados que permitan un mejor análisis, hay muchos criaderos poco accesibles y una mala recolección de la basura. Se requiere una mayor dotación de recursos para el control vectorial, actividades de organización comunitaria y promoción de la salud, y hacer más estudios sobre la incidencia de la variabilidad climática en la transmisión del dengue. Debe haber políticas muy bien definidas y a partir de allí, planes y estrategias. Estas fueron algunas de las conclusiones. También se propuso formar un grupo de personal IT de los países para crear herramientas, bases de datos, etc. para aprovechar la informática en el combate contra el dengue, y otro grupo de trabajo para estudiar la resistencia en el ámbito de las Américas.

Bezerra señaló que es necesario que los tomadores de decisiones aporten los recursos para capacitación de personal, supervisión, acompañamiento y evaluación en los programas de manejo integral de vectores para no incurrir en malas prácticas, como el uso intensivo de insecticidas en forma desordenada y sin criterio entomológico ni epidemiológico, por ejemplo, fumigar hacia arriba, al medio día, arrojar insecticida hacia la calle por donde va pasando el vehículo rociador en vez de hacerlo hacia las casas.

El doctor Cáceres apunta que con toda la información compartida, se elaborará un documento técnico que será distribuido a todos los países, pero recalca que “la alternativa más eficaz que podemos tener es que la comunidad participe en la eliminación de criaderos. La población está agobiada por problemas socioeconómicos, pero se necesita un cambio de actitud y el apoyo de las autoridades locales”.

OTROS DATOS

Centroamérica.

En Nicaragua se encuentra activada una alerta roja sanitaria a causa del dengue desde el 24 de octubre pasado. En lo que va del año, los enfermos de dengue suman 8 mil 105, con 22 muertos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código