Una banda sinfónica de ciegos

Sin atril ni partitura, la banda sinfónica de ciegos de Argentina toca conciertos perfectamente, gracias a su gran capacidad de retentiva y disciplina.

Temas:

La agrupación está integrada por 83 músicos en formación, pero el equipo tiene más de 100 personas, entre técnicos, gerentes y asistentes. La agrupación está integrada por 83 músicos en formación, pero el equipo tiene más de 100 personas, entre técnicos, gerentes y asistentes.
La agrupación está integrada por 83 músicos en formación, pero el equipo tiene más de 100 personas, entre técnicos, gerentes y asistentes. Ezequiel Vallejos

El director indica el compás con una batuta metálica y unos 80 músicos comienzan a tocar con la mirada perdida en el horizonte, marcando el pulso con el baile de su cuerpo. La banda sinfónica de ciegos de Argentina, experiencia única en el mundo, se prepara para el final de la temporada.

“Ha sido un curso increíble, chicos”, felicita a los artistas el maestro José Luis Cladera, director de la Banda Sinfónica Nacional de Ciegos Pascual Grisolía en la conclusión del ensayo para uno de los últimos conciertos antes del verano, después de un año con más de 40 presentaciones en distintos lugares del país.

Marcos González, programador artístico y coordinador general de la banda, explica a EFE, con el sonido de los vientos de fondo, que 83 músicos componen la formación, pero el equipo tiene más de 100 personas, entre técnicos, gerentes y asistentes.

Aunque existe desde 1947, tanto González como Cladera coinciden en que 2015 ha sido clave. “Estamos en una transición”, comenta el director al repasar un año en el que los artistas han podido compartir escenario con músicos de la talla de León Gieco, con quien han grabado un documental para la televisión pública.

“Impresionante”. Eugenio describe con una palabra cómo vivió tocar al lado de quien considera uno de los músicos más importantes de Argentina. “No canta con la voz, canta con el alma”, suspira junto a su compañero Cristian, trombonista, que admira la vocación social del cantante, a quien le ha compuesto una breve letra. Cuenta Cladera que la música ha salvado a muchos de los chicos de la orquesta y Eugenio es uno de ellos. “Para mí la música es lo único en la vida”, sentencia en un descanso del ensayo, después de ejecutar un solo de oboe que levanta los aplausos de sus compañeros.

“Un, dos, tres y...”. Las caras de concentración, los pies que marcan el tempo y las sonrisas de felicidad colorean la sala Guastavino del Centro Nacional de la Música, donde los músicos siguen las indicaciones del director: “¡Piano! ¡Saxo, ahí! ¡Cuidado!”.

El repertorio mezcla temas más académicos con versiones de música popular argentina. En el ensayo, Susana Sosa agita la pandereta marcando el contratiempo. “La música consigue crear un lenguaje universal”, cuenta en un receso esta profesora de piano, que lleva tocando desde que aprovechaba los recreos de la escuela para colarse en la sala de música, con apenas 10 años.

“Se trata de eliminar las barreras”, asegura González, centrado en impulsar una cantera de jóvenes músicos ciegos para que el futuro de la banda esté garantizado.

Cristian charla con Eugenio sobre esas barreras. “Hay limitaciones reales y limitaciones imaginarias -precisa-. Todos tenemos en nosotros incorporada la necesidad de la ayuda del otro, aunque unas están más aceptadas socialmente que otras”. “Yo me siento entero”, replica Eugenio. Recuerdan que uno de los músicos consiguió tocar en la Orquesta de Cuba. “¡No parece ciego!”, exclamaban al verle.

Los músicos ciegos no usan atril ni partitura mientras tocan. “Tienen una capacidad de memorización increíble”, subraya el director al explicar que leen en casa las partituras en braille y las aprenden de memoria para interpretarlas en los conciertos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rescatistas panameños se encuentran en México, con el objetivo de reforzar las labores de rescate y asistencia humanitaria.
Cortesía/Sinaproc

TRAS SISMO DE 7.1 GRADOS Panamá lidera uno de los equipos de rescate en México

Panamá lidera este jueves 21 de septiembre de 2017 uno de los grupos que –con el uso de equipo liviano– se encuentra apoyando las labores de búsqueda y rescate bajo los escombros de los edificios que colapsaron en la ciudad de México, tras el potente sismo de 7.1 grados ocurrido esta semana.

Así lo dio a conocer el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien detalló el apoyo que está brindando el grupo de socorristas panameños, conformado por 35 especialistas.

El equipo de rescatistas panameños participó este miércoles 20 de septiembre en tareas de rescate en estructura colapsadas en el área de Linda Vista, en la ciudad de México. Allí se localizaron tres cuerpos y este jueves acaban de ser reasignados a dos sectores más, contó Donderis.

 


"Esperamos localizar a personas con vida en las próximas 48 horas, ya las tareas de rescate en superficie terminaron", agregó el funcionario.

Donderis dijo también que se prepara a un segundo equipo USAR (Urban Search And Rescue) Panamá, que fue asignado al área entre las calles de Quéretaro y Medellín. Este equipo va a trabajar en conjunto con los bomberos del estado de Tijuana, detalló el jefe del Sinaproc.

Más de 50 sobrevivientes han sido rescatados de varios sitios de desastre en ciudad de México, desde que el sismo de magnitud 7.1 sacudió la tarde del martes el centro del país, dejando hasta ahora al menos 245 muertos y mil 900 heridos.



Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código