La banda sonora personal

En el ´playlist´ se ponen de manifiesto todos los gustos y géneros musicales, así se hace posible representar todas las emociones.
LA PRENSA/Daniel González. LA PRENSA/Daniel González.
LA PRENSA/Daniel González.

Hay quienes en momentos felices prefieren escuchar lo que los mantenga en ese estado; otros desearán escuchar lo que les haga sentirse aún mejor, y habrán los que solo querrán calma.

Todo se reúne en la visión de la musicoterapeuta y violinista Paola Casal, quien se apoya en que “la música, en todos sus componentes, sea hablado o escuchado, provoca emociones”.

Existen distintos sitios en la red en los que se puede organizar un playlist: Spotify, imeen, Musicmobs, Stereomood, MixPod, muchísimos, aunque no logran destronar al organizador de listado más popular: iTunes.

de lo compartido, ¿a lo individual?

Sin contar las piezas en vivo en la antigüedad y luego la rocola, la radio “era el medio que teníamos para conocer música, y MTV, los que tenían cable”, afirma el productor y manager Fabricio Mejía, sobre los medios para conocer el último hit.

Pero con la llegada de la portabilidad y sus audífonos silenciosos, ¿se ha individualizado la música?, ¿será que la práctica dejó de ser algo compartido?

“Cada quien forma su identidad personal musical fuera de la sociedad en la que se desarrolla”, asegura el compositor Heriberto Pinzón. “En este tiempo, hay la facilidad de disfrutar por cuenta propia, algo que en el pasado era obligatoriamente una actividad grupal. Pero no va a ser nunca algo puramente individual o solitario. La música es algo humano, quizás más allá de lo físico y del tiempo, que no dejará de ser algo que requiera de esa interacción”.

“Las personas que no hablan con palabras lo hacen la con música”, agrega Casal. “Para crear un playlist tuvimos que haberla escuchado, por lo que tuvo que ser compartida o alguien tuvo que haberla pasado. La música siempre ha sido un compartir”.

ánimo, prioridad #1

“Se puede hacer un playlist con favoritos o con música que simplemente gusta, sin mucho detalle. Solo es meterlo en el iPod o en un CD y salir a la calle, pero hasta eso es un estado de ánimo; un playlist para estar ´normal”, dice Pinzón.

“Aunque sea un set de canciones ´felices´ no todos los temas van a ser súper movidos, eso lo haría monótono, así como un set de un solo artista, a menos que esa sea la intención; un solo género también es restrictivo. Mientras más variado, mejor”, aconseja el compositor.

“Buscamos escuchar música que nos levante los ánimos, porque la letra evocará recuerdos o nos ayuda a sentirnos mejor. Si estamos triste, buscamos música que nos relaje, como la música clásica, que tiene ritmos completamente neutros y un balance en las tonalidades”, explica Casal, reiterando que todo dependerá de lo que se desee hacer y de los gustos musicales.

El cantante Carlos Méndez, lleva un compilado en su auto titulado “para manejar en el tráfico, que hoy en día es imposible” (ver gráfica), y aunque confiesa que es más de escuchar álbumes, tiene su playlist para ejercicios.

“Cuando hacemos ejercicios llevamos un ritmo distinto. El playlist debe llevar un ritmo para controlar la respiración. Es todo un componente”, agrega Paola Casal. “Cuando se está en un tranque y se está estresado, definitivamente escuchar algo que relaje. Nosotros mismos tenemos el conocimiento para saber qué música nos gusta o no y así manejar nuestro playlist”.

lo que ellos están escuchando

Fabro Mejía sí que tiene playlists: “En el caso de los playlist personales, no me gusta saltar mucho de épocas ni géneros. Tengo uno de música actual que me gusta mucho: con Daft Punk, Florence and The Machine, Strokes, Nickelback. De la década pasada, con Texas, Stereophonics, Gorillaz, Papa Roach, Green Day, y de los ´90, con Pearl Jam, Goo Goo Dolls”.

“También uno muy divertido de bandas hair metal, de finales de los 80 y principios de los 90”, y otro con el título de “suegros”, para la visita obligada: “Hombres G, Rubén Blades, Miguel Bosé, Ricardo Montaner, Franco de Vita... lo aceptable para ellos dentro de mi repertorio”.

Lo mismo ocurre con Horacio Valdés, quien cuenta con un listado de los predilectos de sus hijas: Kelly Clarkson, Justin Bieber, One direction... “algunas me terminan gustando”, confiesa el vocalista de Post y Nave.

Cuando pone algo de música es para que Graciela Chelín Núñez, primer violín de la Orquesta Sinfónica Nacional, realmente le ponga atención, la escuche y se sumerja en ella.

“Lo irónico de mí, como músico, es que ni al celular le pongo un ringtone, lo tengo en vibración o apagado. La mayoría de las veces, como trabajo muchas horas con sonidos, si depende de mí, lo más probable es que prefiera estar en silencio. Sin embargo, hay veces que mi playlist está relacionado con música que me tengo que estudiar como parte del proceso de aprendizaje”, comparte la violinista. (Ver gráfica).

El de de Heriberto Pinzón tendría mucho rock, Bjork, Joy Division, New Order, Olafur Arnalds, Sonic Youth, Radiohead, Alcian Blue, My Bloody Valentine y Thom Yorke. También bandas y artistas de Panamá como Sr. Loop, Uva, el Papo Vecino y cerraría con Los islandeses, de Sigur Rós.

Todos tienen una música en específico por dentro, por lo que el playlist representa gran parte de nuestros gustos, pero, en especial, de cada identidad.

Más noticias de Vivir+

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código