Cuando la canción es propuesta

El cantautor Rómulo Castro ofrecerá mañana, viernes, en Sanbors (Multiplaza), el recital ´Palabra decantada´.

El concierto se realiza en el marco del movimiento Tocando Madera, la gira, y acompañarán a Castro cuatro músicos que además son sus amigos: Teresa Toro, Valeria Ovando, Eliécer Izquierdo y Tony Martínez.

El repertorio lo comprenderán 16 de sus canciones.

-¿Qué sigue siendo la música para ti?

-La música y la palabra, reunidas en ese bicho místico, breve y etéreo que es la canción -la honesta- constituyen la más formidable herramienta sensorial para cultivar ideas y proponer realidades posibles.

-¿Qué te mantiene a pie del cañón en los escenarios?

-Tratar de ver lo que hago en música -componer y cantar lo que compongo- como una necesidad vital de compartir el mundo según lo que veo, para intentar hacerlo más “habitable”, y no como un mero medio de subsistencia. Iba a decir “más humano”, pero humanas son también las causas de la mayoría de nuestros desastres colectivos. Sonaría mejor “más humanista”, más a lo Erasmo de Rotherdam o Luis Vives. Hay suficientes razones de canto -de poesía, de arte, de sensibilidad- como para seguirlo haciendo y no quedarnos cortos.

-¿Por qué el recital se llama Palabra decantada?

-“Palabra decantada” es el título de mi único libro-disco. Se editó en 2006 y contiene la historia vivencial de 48 de mis canciones (los años que tenía entonces), sus textos, algunas partituras y canciones grabadas en vivo, en el formato acústico-minimalista que trataré de reproducir en el recital de mañana viernes. Aprendí de mi viejo, Nils Castro, uno de mis mejores referentes como ser humano honesto y estudioso de su tiempo, a amar la palabra y su pluralidad de significados. Así, una frase breve en apariencia inocente y unidireccional puede entrañar muchas cosas. En 1997, por ejemplo, incluí en el álbum Herencia la canción Por décima vez. No tienes idea de la cantidad de veces que me dijeron que estaba mal escrita, cuando lo que sugería era mirar -ver- nuestra pobre realidad capitalina a través de una décima campesina. Apelo a la palabra que se canta como contexto y no como pretexto.

-¿Qué lleva al espectador a serle fiel a la canción?

-La “canción de autor” tiende a ser, en la mayoría de los casos y con excepciones que confirman la regla, “producto” para “mercados selectivos”, horrores de la verborrea neoliberal. Esos mercados selectivos resultan muy pequeños, pero fieles. Quien escuchó y gustó de la canción de Serrat a los 15 años, lo sigue haciendo a los 70. Por eso agradezco de corazón a los pocos y tercos seguidores de lo que escribo y canto.

-¿Son canciones que vienen pegadas a la historia?

-Esta canción-propuesta, solo parece cabalgar con las multitudes en la estampida de los grandes cambios sociales: la Cuba y la Francia de los 60, el Chile de Allende, la Argentina, el Uruguay y el Brasil que se negaban a ahogarse en la barbarie de sus dictaduras, la España del retorno gradual a los valores de la República perdida... Panamá tuvo su espacio, pero lo perdió y hoy parece dirigirse de regreso, irremisiblemente, a los peores ejemplos de todo lo que nos rodea. Y así, mientras despertamos del letargo en hermosas urnas ajenas de concreto, acero y cristal, la canción que quiere ser pensante poco puede hacerse notar entre tanta alabanza a la conquista del “Primer Mundo”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

07 Dic 2016

Primer premio

6 7 8 5

DCBB

Serie: 3 Folio: 1

2o premio

1903

3er premio

7954

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código