ALERTA: Accidente de tránsito en el Tramo Marino del corredor Sur con dirección a Panamá Centro.

Como un chico normal

Daniel Radcliffe conversa sobre su primer beso en la vida real, su futuro luego de terminadas las películas de ´Harry Potter´ y de cómo le va con las muchachas.

-¿Alguna vez te sentaste a buscar tu nombre en Google? Yo hice la prueba y salieron más de 8 millones de resultados.

-Cuando tenía 15 años lo hice, pero buscar en Google sobre uno mismo es como abrir la puerta de una habitación repleta de gente que te dice lo que piensa.

Es demasiado ególatra y sadomasoquista, porque uno solo lo hace para escuchar cosas buenas, pero por lo general se encuentran cosas terribles.

No importa si hay una lista de 20 comentarios y 19 son fantásticos, el único malo es al que más atención le prestas. Y por eso dejé de hacerlo. Pero la fama de Potter es realmente increíble. Eso es lo que nunca me olvido, la gente no grita en los estrenos por mí. Cualquiera que hubiese tenido el mismo personaje hubiera vivido la misma locura.

-¿Crees que sea posible alejarte del encasillamiento de ´Harry Potter´?

-Después de filmar El cáliz de fuego y antes de la Orden del Fénix hice otra película, December Boys. Y también terminé hace poco otra nueva película, The Woman in Black. Es posible, sí.

- ¿Ahora que pasaste los 21 años notas algo diferente?

-Por ejemplo, tomar alcohol en Estados Unidos, si lo pido con suficiente amabilidad. Es muy extraño. El día que cumplí 21 años, me miré al espejo y me pregunté cómo debía actuar alguien de 21. ¿Qué tengo que hacer diferente? Los primeros 30 días, sentía la necesidad de verme más grande. Supongo que el crecimiento es una de esas cosas que suceden sin darte cuenta.

-Hasta que empiezas a fumar...

-(Vuelve a reír). Y tomas mucho más. Una de las cosas más extrañas que pasa a los 21 años es que hay algo mejor que poder tomar alcohol. Es mucho más excitante poder comprar tragos para otras personas. Ahí es donde uno se siente más grande. Tampoco fumo.

Los 21 los cumplió exactamente el 23 de julio del año pasado, y el crecimiento se nota. Mucho más adulto, en todo sentido, la madurez también tiene que ver con la experiencia.

Antes de protagonizar la serie de Harry Potter, Daniel Radcliffe había personificado otro mago como un jovencito David Copperfield en una película de TV. Y sin siquiera pensarlo todavía, mientras filmaba la película The Taylor of Panamá, Jaime Lee Curtis le sugirió a la madre que Daniel bien podía ser Harry Potter, después de que él comentó que había empezado a leer el libro sin poder terminarlo.

El ofrecimiento oficial llegó cuando el productor David Heyman lo conoció en un teatro donde el pequeño Daniel había ido con su padre, Alan Radcliffe.

Impresionado por el parecido, el productor de las películas de Harry Potter le propuso que tomara una prueba que después también aprobó el director Chris Columbus. “Me puse a llorar el día que me eligieron”, recuerda Daniel.

“Probablemente, haya sido el mejor momento de mi vida”, dice.

EL CAMBIO

La vida de Daniel Radcliffe nunca fue la misma desde que el 16 de noviembre del 2001 se estrenó la película Harry Potter y la piedra filosofal.

Enseguida lo señalaron como toda una revelación, y la revista Time Kids incluso lo nombró como Persona del Año, adelantando el reconocimiento mundial por ese mismo personaje que ya repitió ocho veces.

Entre todos, su libro favorito es el tercero, Harry Potter y el prisionero de Azkaban, que había dirigido en cine el mexicano Alfonso Cuarón. Con suficiente dinero como para vivir el resto de su vida, después del príncipe Harry (Windsor, no Potter), Daniel Radcliffe es el adolescente más rico de Gran Bretaña, gracias a las diferentes películas que llegaron a recaudar más de 5 mil 400 millones de dólares.

“La gente siempre se va a acordar de Harry”, afirma Daniel, “pero creo que si trabajo lo suficiente en otros personajes, los podrán recordar también”.

Tratando de conservar una vida normal fuera de Hollywood, Daniel comparte su tiempo libre con dos perros terrier llamados Binka y Nugget, y escucha música de los grupos The Strokes y The Pixies, como cualquier otro adolescente.

Entre la segunda y la tercera película, incluso hubo cierto retraso porque sus padres quisieron que Daniel fuera a una escuela normal. Sin dejar los estudios por el cine, obtuvo el puntaje máximo en los exámenes de literatura inglesa, filosofía, historia y religión durante su primer año universitario. Y aunque es una estrella de cine, trata de mantener la mágica normalidad en un joven de su edad.

LÁGRIMAS

-¿Cómo fue el último día de filmación de ´Harry Potter´?

-Lloramos todos, yo también. Emma, Rupert y varios miembros del equipo de filmación, habíamos estado juntos durante 10 años. Hubo muchas lágrimas, fue muy triste. Me quedé callado durante dos horas. Y cuatro horas después, ya estaba en un avión.

-Con ´Harry Potter´ llegaste a filmar el tímido primer beso de un adolescente. ¿En la vida real, tu ´primera vez´ fue tan romántica como en el cine?

-Puedo recordar hasta la música que pasaban, pero no era demasiado romántica. Se llama All My New Best Friends, del grupo Six By Seven, y es fantástica. Es una canción delicada, pero en una parte es demasiado punk. Me acuerdo que estábamos en el momento más apasionado, en medio del beso, cuando la canción terminó con un rock pesado muy punk, rompiendo con todo el clima. Ese fue mi primer beso.

-¿La fama de ´Harry Potter´ ayuda a conquistar mujeres?

-No, porque cuando me conocen se desilusionan bastante. (Riéndose). Todas asumen que un actor es muy cool en la vida real, y piensan que todo el tiempo me visto como cuando voy a un estreno. Pero cuando me conocen y me ven con jeans, no quedan muy impresionadas.

-¿Te rompieron el corazón alguna vez en la vida real?

-Sí, claro que me han roto el corazón, por supuesto. Todos hemos pasado por esa clase de experiencias, y es algo que viven tanto hombres como mujeres.

-¿Molesta la polémica que en un principio habían creado ciertos religiosos por mostrar las brujerías como algo bueno? ¿En la realidad, ejerces alguna religión?

-No soy muy religioso, para nada. Pero estoy muy orgulloso de ser judío, y supongo que la mejor forma de demostrarlo es contando chistes judíos.

-Después de aprender tanto sobre la vida de los huérfanos con ´Harry Potter´, ¿considerarías adoptar un hijo como lo hicieron Brad Pitt, Tom Cruise o Steven Spielberg?

-(Se toma unos segundos para pensarlo)... Supongo que sí. Todavía tengo un largo camino por recorrer. Dependerá de ciertas circunstancias. No lo sé... No es una pregunta donde pueda darte un sí o un no como respuesta.

-¿Por ahora, no vas a adoptar ningún hijo?

-(Ríe a carcajadas). No, no, nada de hijos por ahora.

-¿Vas a probar con otros trabajos detrás de cámaras?

-En el futuro pienso seguir con la actuación. Hay mucho por explorar antes de embarcarme en otro tipo de trabajo detrás de cámaras. Pero igual me gustaría dirigir algo así como un cortometraje. La magia del cine es lo que más me interesa.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código