feria científica

Una cita anual con el ingenio juvenil

Noventa y un proyectos participaron, 16 fueron premiados y 7 van a representar a Panamá en ferias internacionales.

Temas:

Proyecto ‘Dame una mano’ de María L. Dam, de La Salle. Proyecto ‘Dame una mano’ de María L. Dam, de La Salle.

Proyecto ‘Dame una mano’ de María L. Dam, de La Salle. Foto por: LA PRENSA/Tamara Del Moral

Riqueza y diversidad de anfibios. Riqueza y diversidad de anfibios.

Riqueza y diversidad de anfibios. Foto por: LA PRENSA/Tamara Del Moral.

Romario Hernández, Eduardo McCoulley y Randy González, de la Escuela Pedro Pablo Sánchez de La Chorrera. Romario Hernández, Eduardo McCoulley y Randy González, de la Escuela Pedro Pablo Sánchez de La Chorrera.

Romario Hernández, Eduardo McCoulley y Randy González, de la Escuela Pedro Pablo Sánchez de La Chorrera.

Conchas de manglar de Chame. Conchas de manglar de Chame.

Conchas de manglar de Chame. Foto por: LA PRENSA/Tamara Del Moral

Malena Navarro, del Colegio Manuel María Tejada Roca de Las Tablas Malena Navarro, del Colegio Manuel María Tejada Roca de Las Tablas

Malena Navarro, del Colegio Manuel María Tejada Roca de Las Tablas Foto por: LA PRENSA/Tamara Del Moral

Una cita anual con el ingenio juvenil Una cita anual con el ingenio juvenil

Una cita anual con el ingenio juvenil

Una cita anual con el ingenio juvenil Una cita anual con el ingenio juvenil

Una cita anual con el ingenio juvenil

Cuando María Lucía Dam, del 12º grado del Colegio de La Salle, investigó sobre los tipos de discapacidad que hay en Panamá para un trabajo de la escuela, se dio cuenta de que había un deficiencia en prótesis para las personas que habían perdido una mano.

Eso la motivó a hacer el proyecto “Dame una mano”, que presentó esta semana en la 18ª versión de la Feria Científica del Ingenio Juvenil, organizada por la Senacyt y el Ministerio de Educación, y que quedó de tercer lugar en la categoría de Ingeniería y Tecnología.

“Me enfoqué en solucionar la deficiencia de prótesis de mano y resolver las quejas de los usuarios sobre las prótesis existentes (de gancho), en cuanto a la estética y movimiento limitado”.

En una impresora 3D de la Universidad de Panamá, imprimió un diseño de prótesis que descargó de internet y se basó en la electromiografía para armarla, es decir, la prótesis funciona cuando se contrae o relaja un músculo.

Un sensor electromiográfico trabaja con electrodos que se colocan en el brazo. Al contraer el músculo (bícep), el sensor capta la señal y la traduce para que se activen unos motores giratorios. Por cada dedo corren dos hilos (de pescar), que abren y cierran los dedos.

Cuando la prótesis entra en contacto con un objeto y se va cerrando la mano para agarrarlo, los dos dedos del medio y el pulgar tienen un sensor que detecta la fuerza y mandan una señal para que se activen unos motores de vibración. Así, la persona sabe que debe dejar de contraer el músculo para detener la acción de los motores y evitar destruir el objeto. Todas las señales son reguladas por un microcontrolador Arduino.

María Lucía, a quien le gustaría estudiar ingeniería biomédica, dice que su prótesis cuesta menos de 700 dólares y reconoce que debe hacer algunas modificaciones para achicar los motores. Otras más sofisticadas cuestan entre 20 mil y 100 mil dólares. Las de gancho cuestan unos 200 dólares.

Otro proyecto, de la secundaria Pedro Pablo Sánchez de La Chorrera, se basó en la elaboración de bloques de cemento mezclados con plástico reciclado PET. El estudiante Romario Hernández explicó que aprovecharon el plástico de desecho y que la idea es ofrecer un material de construcción más económico.

“Cortamos el plástico en pedazos pequeños y los agregamos a una mezcla de gravilla, cemento y arena, reduciendo la cantidad de arena y gravilla al reemplazarla por el plástico. El MOP hizo pruebas de resistencia y estos bloques de PET son más resistentes que un bloque normal, son más frescos y aguantan casi 260 °C.

BIOLOGÍA Y AMBIENTE

El proyecto “Talla de captura de Anadara tuberculosa en el manglar de Charco Azul-Bahía de Chame y recomendaciones para su manejo”, de Elvis Barahona y Génesis Bellido, ganó el primer lugar en la categoría de Biología.

Bellido, del 12º grado de la Escuela Harmodio Arias Madrid de Chame, explicó que analizaron la talla de las conchas que se extraen del manglar y que han ido disminuyendo en tamaño y en población. Las conchas se están empezando a reproducir siendo pequeñas, y cada vez las personas deben adentrarse más en el manglar para encontrarlas.

Señala que habría que hacer un estudio más largo para tener una base más fuerte sobre la situación de esta especie. Su trabajo recomienda organizar a los concheros para que haya una rotación de los lugares de captura, que se reforesten los manglares y que existan proyectos que mejoren la condición socioeconómica de los habitantes.

El segundo lugar de esta categoría fue para el proyecto “Evaluación de la riqueza y diversidad de anfibios y reptiles en fincas con diferentes prácticas agrícolas en los corregimientos de Santa Clara y Río Sereno”, por Dahanny Aguilar y Josué Morales.

Este trabajo, efectuado en tres fincas, una convencional, otra orgánica y una de conservación, en Chiriquí, encontró que una combinación de factores, como una baja aplicación de agroquímicos, la disponibilidad de microhábitats y pendientes de terreno moderadas favorecen la presencia de un mayor número de especies y abundancia en las fincas estudiadas. Los chicos recomiendan extender el proyecto a un año completo para poder comparar los resultados en la época seca y la lluviosa.

Malena Navarro, del Colegio Manuel María Tejada Roca de Las Tablas, provincia de Los Santos, presentó el trabajo “Energía renovable, amigable al ambiente”, que consistía en un generador eólico solar para ser anclado en el mar, como una alternativa para disminuir la dependencia de las hidroeléctricas y los combustibles fósiles en Panamá y aminorar el impacto paisajístico. Un parque eólico solar marino podría también generar empleo en una región porque requiere mantenimiento, agregó.

La colecta de agua lluvia, un sistema robótico para detectar sismos y la actividad antioxidante en productos naturales, fueron otros temas abordados por los estudiantes.

 

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código