LA VOZ DE LA ACADEMIA

La coma explicativa y verbos terminados en -cuar

Vale en lingüística la premisa de que lo escrito o lo dicho tiene preeminencia sobre aquello que se quiso decir.

Hay un uso de la coma que explica o limita la extensión del sujeto, del complemento directo o, en general, del sustantivo.

Emplearla o prescindir de ella le da al texto un sentido diferente que podría comprometer a quien afirma, declara o escribe.

“Se construyeron quioscos para los agricultores, que no tenían dónde guardar sus productos”. (Se afirma que todos los agricultores carecían de un lugar para guardar sus productos. Los quioscos construidos son para todos).

En cambio, sin la coma se afirma que hay algunos agricultores que tienen dónde guardar sus productos y hay otros que no. Los quioscos, en consecuencia, son solamente para los que no tienen.

Así, esta importante coma puede comprometer el sentido de lo expresado, aun en situaciones más delicadas.

Colocarla supone la inclusión de todos. Su ausencia hace referencia a una parte del sustantivo.

“Premiarán a los estudiantes, que tuvieron excelente participación”.

“Les cobrarán impuestos a los residentes, que tienen diez años de vivir en el lugar”.

Otras veces, su ausencia es inadmisible: “Se dedica a estudiar la paremiología, que trata de los refranes”.

“Le gusta mucho el mijo, que es un cereal”.

Verbos terminados en -cuar

Los verbos españoles terminados en –cuar se denominan “vocálicos” porque su raíz termina en vocal.

De estos verbos, procedentes de la raíz latina –quare, y que en el español actual son 8, según se registra en el DRAE, dos de ellos (oblicuar, anticuar) formaron hiato en vez de diptongo, y hoy su conjugación es exclusivamente con acentuación de la u en los presentes de indicativo y subjuntivo (oblicúo, oblicúes, anticúo, anticúas). El verbo apropincuar, en cambio, sigue marcando su acento únicamente en la penúltima sílaba (apropincuo, apropincuas, etc.).

Un grupo importante de estos verbos (adecuar, colicuar, evacuar, licuar, promiscuar) durante mucho tiempo, y de manera exclusiva, mantuvo como únicas formas con prestigio las que llevaban el acento en la penúltima sílaba y, además, mantenía el diptongo (uo, ue, ua), es decir, las formas adecuo, adecuas, adecua, etc.

No obstante, en el uso actual de estos mismos verbos, las formas con hiato han ido ganando terreno, a tal punto que se consideran correctas ambas acentuaciones: adecuo/adecúo, evacue/evacúe, licue/licúe, etc.

En conclusión, hay tres formas de conjugación de los verbos terminados en –cuar: los que solo mantienen el diptongo (apropincuar), los que solo mantienen el hiato (oblicuar, anticuar) y los que aceptan ambas formas (adecuar, colicuar, evacuar, licuar, promiscuar).

Más noticias de Vivir+

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CUATRO APREHENSIONES Ventura Ceballos irá este viernes a audiencia

En la actualidad permanece en una celda de alta seguridad, cuyo paradero no ha sido informado a la ciudadanía, debido a sus dos fugas anteriores.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código