El conquistador de rascacielos

El estadounidense Nik Wallenda realizó caminatas a gran altura, sin red ni arnés de seguridad.
El equilibrista Nik Wallenda logró récords mundiales al caminar entre dos rascacielos. EFE. El equilibrista Nik Wallenda logró récords mundiales al caminar entre dos rascacielos. EFE.
El equilibrista Nik Wallenda logró récords mundiales al caminar entre dos rascacielos. EFE.

El equilibrista Nik Wallenda dejó pasmados a Chicago y el mundo al efectuar el domingo dos caminatas a gran altura sobre cables fijados entre rascacielos, sin red ni arnés de seguridad.

Miles de admiradores llenaron las calles alrededor de las torres del complejo residencial Marina City en la ciudad para ver al acróbata y heredero de 35 años del circo familiar los Flying Wallendas completar las dos hazañas consecutivas, una con los ojos vendados.

Cuando se bajó del cable una vez que terminó la segunda caminata sobre la cuerda floja, Wallenda se quitó de un golpe la venda y saludó con la mano a la multitud que lo ovacionaba desde abajo por ambas acrobacias.

Discovery Channel transmitió el espectáculo con retraso de algunos segundos para que los productores pudieran cortar las imágenes en caso de una caída.

Wallenda cruzó en seis minutos y medio el trayecto de 138.5 metros desde la torre oeste del complejo Marina City hasta la azotea de otro edificio ubicado en el otro lado del río. El cable tenía una inclinación de 19 grados; comenzaba a 179 metros de altura y concluía a 179.22 metros de altura.

“Adoro Chicago y Chicago definitivamente me adora”, declaró Wallenda, mientras caminaba sobre el cable en el sentido de ascenso, ante miles de personas que lo animaban a gritos desde abajo.

“¡Que estruendo tan sorprendente!”, apuntó.

Wallenda efectuó su segunda acrobacia con los ojos vendados, un trayecto de 28.65 metros a 165.51 metros de altura, entre las dos torres del complejo Marina City, sitios importantes que han salido en películas de Hollywood.

El especialista en caminatas sobre la cuerda floja a gran altura completó el segundo trayecto en poco más de un minuto. Alrededor de las 6:40 p.m., pocos minutos antes del inicio programado de las acrobacias, Wallenda, que vive en Florida, había dicho que las condiciones de frío en Chicago no le impedirían la realización de las acrobacias. “Sí, hay algo de viento, está frío, pero no es insoportable”, afirmó.

Durante los meses de preparativos para las acrobacias, helicópteros subieron los cables hasta las azoteas, se cerraron vías de tránsito y se consiguieron permisos de la Administración Federal de Aviación y la Guardia Costera de Estados Unidos.

Se pidió a los vecinos de los edificios del complejo Marina City que no utilicen señalizadores láser, flashes de cámaras ni drones que pudieran interferir en el acto. Incluso se prohibió hacer parrilladas.

Las autoridades de la ciudad de Chicago ignoraron la ley estatal que prevé el uso obligatorio de redes de seguridad para actos acrobáticos a más de seis metros de altura, con el argumento de que la normativa no aplicaba a especialistas de “élite” como Wallenda.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código