Con el corazón tras las rejas

Valerio Bispuri residió durante 10 años en Argentina y conoció 74 cárceles de Ecuador, Perú, Bolivia, Chile, Uruguay, Brasil, Colombia y Venezuela.
IMAGEN. Penitenciaría de Santiago, Chile, en 2008. Bispuri dice que representa todo el trabajo que ha hecho hasta ahora. CORTESÍA/Valerio Bispuri IMAGEN. Penitenciaría de Santiago, Chile, en 2008. Bispuri dice que representa todo el trabajo que ha hecho hasta ahora. CORTESÍA/Valerio Bispuri
IMAGEN. Penitenciaría de Santiago, Chile, en 2008. Bispuri dice que representa todo el trabajo que ha hecho hasta ahora. CORTESÍA/Valerio Bispuri

En 2001, Valerio Bispuri llegó a Argentina, justo en la plenitud de la crisis económica del país, y el resto, como se dice, “es historia”.

“Cuando empecé el trabajo de las cárceles no sabía en qué iba a terminar”, afirma el fotógrafo, quien tampoco advertía en ese tiempo que esta aventura podía ocasionarle incluso su propio fin.

“Puedo contar muchas cosas, me pasó de todo, desde lo más bello hasta lo más feo. Una vez me prepararon una inyección para infectarme con sida. Estaban listos para puyarme cuando un detenido me dijo que saliera de allí. Mientras corría, veía a los detenidos con la inyección lista para picarme. Me amenazaron con cuchillos y otras cosas. Pero no quiero contar solo lo malo, son 10 años y esos son solo episodios. También hubo gente muy buena que me permitió hacer mi trabajo, lo más significativo para decir que la cárcel no es solo violencia”.

De 74 penales en 9 países de Sudamérica, no hay una cárcel ni detenido que supere a otro, sin embargo, el aprendizaje absorbido dentro de cada uno de ellos es, asegura, el mismo: “siempre ir para adelante, aunque no sea sencillo. La vita e la vita y hay que vivirla, eso me ha enseñado Latinoamérica en general”, afirma.

“Mi trabajo de las cárceles no es un trabajo de denuncia, es un trabajo para contar un continente. ¿Cómo contarlo? A través de las cárceles”, expresa y añade que la situación en su país, en términos de cárceles, está “jodida”.

“Hay mucha gente dentro (...) hay un porcentaje muy alto de suicidios, algo que en Latinoamérica no sucede estando en condiciones mucho peores”.

Concluye que no se identifica como un fotógrafo estético o artístico: “esto lo hago con todo mi corazón, esto es lo que siento. Para mí lo más importante es informar, y qué mejor que con una buena fotografía”.

Más noticias de Vivir+

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código