La décima, cambios y futuro

La décima, en la actualidad, no responde plenamente a las vivencias del hombre del campo, revelan conocedores de este arte.

En una décima, la inspiración de los compositores es la clave de todo este ejercicio. Claro está, que debe estar acompañada de un buen estilo melódico (conocido como torrente), que se forma al tocar una serie de acordes que pueden ser con un violín como acompañante de la guitarra.

El otro elemento esencial en esta operación de ingenio y sentimiento es la presencia del decimero.

Este creador ha crecido en un entorno diferente al que lo hicieron sus colegas a mediados del siglo XX, porque desde los años de 1970 esa décima orejana se ha desnaturalizado en su esencia, asegura el historiador Milciades Pinzón.

Plantea que el decimero de la actualidad ha perdido algo de su naturalidad. Antes, indica, era hechura de un hombre por completo folclórico, personaje que en los últimos tiempos está desapareciendo o ya casi no se le encuentra en el país.

Por otro lado, la comercialización de este arte lo ha convertido más en una mercancía, piensa Pinzón.

Le alegra que la promoción a través de los medios masivos ha hecho más famosa a la décima, pero en detrimento, cada vez menos reflejan las vivencias del hombre del campo, asegura.

El cantante santeño Bebito Vargas, con más de 40 años de experiencia en el tema, también plantea que las propias presentaciones de las cantaderas han sufrido alteraciones.

Piensa que cada vez tiene más tinte económico que artístico.

Calcula que más de 75 mil personas viven de la décima en Panamá, pues hay beneficiados tanto de manera directa como indirecta; es decir, artistas, promotores, empresarios, etc.

CON MIRAS AL FUTURO

En cuanto al futuro de la décima, la cantante Dayra Moreno, oriunda de Las Tablas, menciona que el mañana de este arte gira en torno a debilidades y fortalezas.

Moreno, con 15 años de experiencia en este oficio del canto, comenta que en ocasiones “los trovadores no nos preocupamos en pulirnos en lo que son los temas aprendidos”, y exhorta a perfeccionarse un poco.

Además, le preocupa que algunos temas que se plantean en las tarimas no siempre llevan un mensaje realmente positivo.

Los trovadores abusan de un contrapunto que antaño se usaba solo para demostrar dominio de la temática, elegancia en la rima y para demostrar su capacidad de improvisación, pero ahora caen en insultos personales, opina Milciades Pinzón.

Dayra Moreno ve con buenos ojos el porvenir, y confía en las nuevas generaciones de trovadores.

CARACTERÍSTICAS DE LA DÉCIMA

Una cantadera siempre empieza con cuatro torrentes reglamentarios: mesano, gallino, zapatero y gallino lamento. De aquí, el trovador es libre de seleccionar un torrente, por ejemplo, un valdivieso o joropo venezolano, antes de entrar al torrente de llanto que es la antesala a la controversia (final de la cantadera).

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código