El efecto del tabaco en ellas

Un estudio de la Universidad de Minnesota dedujo que las mujeres fumadoras están más propensas a padecer la enfermedad coronaria.
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202PLlj7p.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202PLlj7p.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202PLlj7p.jpg

Todo hombre o mujer que se lleve un cigarro a sus labios corre el riesgo de poner en peligro su salud; eso es de conocimiento público.

Lo que sería un dato novedoso es que, entre ambos sexos, son ellas, las féminas fumadoras, las que tienen más probabilidades de padecer enfermedad coronaria al exponerse a la toxicidad del tabaco.

Esta conclusión fue publicada por investigadores de la Universidad de Minnesota (Minneapolis, EU) en The Lancet, tras estudiar una muestra de cuatro millones de personas, que formaron parte de 86 investigaciones distintas. En esta muestra, cerca del 25% de las mujeres expuestas al humo del tabaco presentó la enfermedad coronaria.

Aunque esta investigación no fue realizada para demostrar por qué la mujer es más susceptible al cigarro que el hombre en cuanto a la enfermedad coronaria, en la literatura médica se conoce que la forma de reaccionar de los vasos sanguíneos es distinta en hombres y mujeres, principalmente por el efecto de las hormonas sexuales, explica el médico cardiólogo Daniel Pichel.

“La enfermedad coronaria es el proceso de acumulación progresiva de placa en las paredes de las arterias del corazón. Esa placa está formada por tejido fibroso, músculo liso, colesterol y calcio, principalmente”, dice.

Situación local

En el istmo, la enfermedad coronaria es la tercera causa de muerte. Sin embargo, la enfermedad vascular –que involucra eventos cardiacos y cerebrales– sería el culpable número uno de fallecimientos en Panamá, comenta el cardiólogo.

De acuerdo a la psiquiatra Nélyda Gligo, de la Coalición Panameña contra el Tabaquismo, el tabaquismo afecta más a las mujeres en las sociedades occidentales porque se ha incrementado la ingesta de los anticonceptivos orales especialmente de alto contenido estrogénico.

“Por esta razón, la morbimortalidad femenina por enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares atribuidos al cigarrillo se ha incrementado en estos últimos años”, anota Gligo.

La realidad panameña es otra. En 2009, las enfermedades isquémicas del corazón constituyeron la primera causa de defunción, registrándose una mayor mortalidad en hombres (mil 3) que en mujeres (679), según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censo.

Las enfermedades cerebrales fueron el segundo factor de muerte, afectando a 785 hombres y a 765 mujeres en ese mismo período.

“El tabaquismo afecta tanto a hombres como a mujeres de igual forma nefasta (...) Las mujeres fumadoras se pueden afectar más debido a las patologías propias del género”, señala Gligo.

El vicio del cigarro

La exposición al tabaco trae muchos efectos en el sistema cardiovascular. “Los tóxicos presentes en el cigarrillo actúan como un vasoconstructor directo que tiende a incrementar la presión arterial. Además, el uso del cigarrillo causa cambios en los elementos de la coagulación, lo que hace la sangre más propensa a formar coágulos”, dice Pichel.

De las cuatro mil sustancias tóxicas (50 de estas cancerígenas), entre las que más afectan no solo el sistema cardiovascular, sino todo el organismo, está la nicotina, “una sustancia psicoactiva y altamente adictiva, a la que los fabricantes le añaden amoníaco y alquitrán para hacerla más adictiva, indica la especialista. La nicotina “produce aumento en la presión arterial de unos 5-10 milímetros de mercurio, eleva la frecuencia cardíaca o latidos del corazón de 10 a 20 latidos por minuto y produce una contracción de los vasos sanguíneos, lo que dificulta el paso de la sangre. La nicotina, además, ejerce acciones mediante la liberación de las sustancias en la circulación, la adrenalina y la noradrenalina que aumenta en sangre”, indica Gligo.

Otra sustancia dañina para el sistema cardiovascular es el monóxido de carbono, que al ser inhalado pasa a la sangre, uniéndose a la hemoglobina para dar lugar a la carboxihemoglobina, la cual no es apta para el transporte de oxígeno, lo que daña el músculo cardiaco y los vasos sanguíneos.

Cerca de 35 millones de personas fuman en el mundo, de acuerdo la Organización Mundial de la Salud.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Jul 2017

Primer premio

0 5 6 6

AAAA

Serie: 19 Folio: 8

2o premio

6522

3er premio

2296

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código