LA VOZ DE LA ACADEMIA

Una elección con claras preferencias (II)

Cualquier norma (lingüística, social, ética, jurídica, etc.) que se aplique en un momento determinado será importante solo si está vigente. Ninguna norma responde ni por el pasado ni por el futuro (ya que no es eterna), sino, exclusivamente, por el presente en que es aplicada. Después, puede ser que sea derogada o replanteada y ya no es lo mismo.

En el pasado, por lo menos hasta 1959, los monosílabos llevaban tilde (fué, vió, dió, fé). Con la Reforma ortográfica de ese año dicha disposición cambió, y hoy los monosílabos no se tildan.

Si alguien encuentra un libro de 1957, por ejemplo, no podrá aplicarle la reglamentación de 1959 en adelante. Tampoco podrá juzgar el libro como mal escrito y, menos, podrá tomarlo como modelo 20 o 50 años después.

En la mayoría de los casos en que se ofrecen dos acentuaciones, la Academia se mueve en el terreno de la etimología y en el del uso, este último, según el poeta Horacio, el gran árbitro en cuestiones del lenguaje.

Además de eso, la preferencia, a veces significativa, en áreas donde se habla español, obliga también a consignar las dos variantes.

Ayatola o ayatolá: título de una alta autoridad religiosa chiita. La forma aguda, empleada en España, conserva la pronunciación etimológica: ayatolá (señal de Dios). En Panamá y en América, se prefiere la forma grave ayatola (con acento sobre la sílaba to).

La radio y la televisión respaldan esta pronunciación, si recordamos el caso del líder iraní, el ayatola Jomeini.

Bebe o bebé. Argentina, Honduras, Perú y Uruguay, según el DRAE, emplean la forma grave. En Panamá, únicamente decimos bebé, forma más próxima en la acentuación al étimo francés bébé.

Como se ve, no procede del inglés baby, del cual sí hemos formado el muy difundido bebi.

Cartel o cártel: organización ilícita vinculada al tráfico de drogas. Deriva de la voz alemana kartell, aguda. En Panamá, mayoritariamente empleamos esta forma aguda (sin tilde y con fuerza en la sílaba tel). El cartel del Sinaloa.

Con el significado de lámina publicitaria (los extranjerismos póster o afiche), la palabra proviene del provenzal cartel, y solo es aguda.

Coctel o cóctel. En Panamá, alternan las dos formas en la escritura, pero en la pronunciación se prefiere la aguda coctel (con acentuación en la sílaba tel, y sin tilde). En España y otros países de América se prefiere cóctel, que conserva el acento del original inglés cock-tail.

Chasís o chasis: armazón, bastidor del auto. Del francés châssis. En Panamá se usa solamente la forma chasís (aguda con tilde), que es la que conserva el acento de la voz original. En España, en cambio dicen chasis.

Chófer o chofer. La forma etimológica es ´chofer´, aguda sin tilde, y es la única empleada en Panamá. En España, en cambio, prefieren chófer.

Misil o mísil. Nunca usamos en Panamá la forma mísil (grave con tilde), sino la forma misil (aguda, con fuerza sobre la sílaba sil). Nos llegó a través del inglés missile con preferencia etimológica por mísil, pero el inglés lo tomó del latín missillis, con preferencia por misil.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código