LA VOZ DE LA ACADEMIA

Una epidemia en el lenguaje oral

¡Alerta!, epidemia en el lenguaje oral. Causa: indiscriminado uso, por hablantes descuidados, de: lo que es, lo que son, lo que era, etc.

Todos los días por televisión y radio escuchamos a locutores, presentadores, invitados; e igual que en dependencias estatales, privadas y en sitios donde se brinda información, al personal que contesta por teléfono nuestras consultas y que, con afán de mostrar habilidad en el uso del idioma, y probablemente debido a un rápido y deficiente entrenamiento, utilizan en frases y oraciones artificiosas, ante cualquier sustantivo, las fórmulas señaladas.

Cada vez más y con cierta pedantería de quien se cree con la razón de su lado, escuchamos:

–“Buenos días, le habla fulano, estoy para servirle. Dígame lo que es su número de suscriptor y con gusto le daré lo que es su saldo”. (agencia de servicio)

–“Sí, señor, con gusto le diré lo que era el precio anterior y también lo que es el precio actual”.

–“Lo que es el ministro de Vivienda entregará hoy lo que son las nuevas casas para lo que serán los primeros cien propietarios, en lo que sería el conjunto de viviendas más moderno de...” (reportero)

– “Permítame, señora, para hallar lo que sería su reporte, debe indicarme lo que es su cédula. Enseguida le daré lo que sería el estado en el que se encuentra lo que fue su denuncia” (llamada al 311, Atención Ciudadana).

Al principio se notaban los síntomas de la virulenta anomalía solo “en el lenguaje de políticos y periodistas el amplio uso de las fórmulas lo que es, lo que representa, lo que constituye, o lo que significa como marcas de foco situadas ante casi cualquier...” (Nueva Gramática, II, 40.7c, p. 3003.)

Hoy, parece que el uso de las innecesarias muestras se ha concentrado en: lo que es, son, será, sería..., etc., y, a la vez, expandido el mal, a tal punto, que resulta muy desagradable oír noticias, alocuciones, programas, presentaciones, inclusive de personas con supuesto buen grado de cultura léxica, pues con demasiada asiduidad su discurso luce plagado de estas formas superfluas y muy molestas (Hacemos constar que, con mucha frecuencia y de modo urgente, preocupados usuarios, han denunciado a la Academia dichos usos; pidiendo que se haga algo al respecto. Se hizo, –sugerimos la lectura de El español de nuestros días, del académico Rodolfo de Gracia, obra publicada por la Academia Panameña, páginas 15 a 17- ).

La Academia dice: Evitemos las fórmulas: lo que es, lo que será, lo que era... Obsérvese, que si se eliminan estas irracionales locuciones de los anteriores ejemplos, estos no pierden su sentido y ganan eufonía y claridad.

En vez de decir: Por favor, indíqueme lo que es su número de cuenta. Digamos simplemente: Por favor, indíqueme su número de cuenta.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código