Entre la escoria playera

La mayor parte de los residuos que hay en las playas se debe al impacto de la actividad humana, según los datos recogidos en las jornadas de limpieza.

Sol, brisa marina, agua salada, arena y montañas de cuanto desperdicio se pueda imaginar. Esa es la mezcla que reina en muchas de las playas panameñas.

Ayer durante la XX Jornada Nacional de Limpieza de Playas, Costas y Ríos, a las manos voluntarias les tomó pocos minutos atestar las bolsas plásticas con cuanto desecho encontraban a su paso entre los matorrales y sobre la lama.

El año pasado se recogieron 69 mil 958 libras de basura en 49 puntos del país, y la mayor parte de los residuos se debía al impacto de la actividad humana, comenta Ricardo Wong, de la Fundación para la Protección del Mar, uno de los entes organizadores de la iniciativa que este año se desplegó en 57 zonas del país.

Según los registros de aquella jornada de limpieza, 97 mil 843 de los desechos recolectados provenían de actividades en las orillas del mar y actividades recreativas, dejando muy atrás la basura generada por actividades en los océanos (5 mil 870 unidades), los desperdicios de las actividades relacionadas con el hábito de fumar (mil 738 unidades) y la que generan las necesidades biomédicas e higiénicas (mil 142 unidades), entre otras categorías.

¿Cuál es el rey de la escoria playera? En este caso, se trata de una reina: las botellas plásticas.

De acuerdo con el informe de 2010 de limpieza de playas, se sacó de la arena poco más de 40 mil botellas de plástico, por encima de las 9 mil 165 bolsas plásticas, 8 mil 470 tapaderas de botellas, 5 mil 749 platos, cucharas y tenedores; 5 mil 546 piezas de vestir y zapatos, 5 mil 19 botellas de vidrio y 4 mil 488 latas.

No hay estadísticas del nivel de contaminación en las playas, pero con las cifras de las jornadas de limpieza de playas, costas y ríos se intenta tener una muestra del daño ambiental, señala Wong.

De hecho, los datos recabados desde hace 20 años cuando empezó a desarrollarse esta iniciativa en Panamá han confirmado que las zonas más afectadas son las que colindan con los grandes centros urbanos.

Además, dice Wong, “como los ríos y las corrientes transportan los desechos vas a encontrar basura por todos lados; está el caso de punta Chame o los manglares de la bahía y el golfo de Panamá. En cada marejada, los desechos flotantes son depositados allí y no salen”.

SIEMBRA AMBIENTAL

La meta de la labor de limpieza de playas es sembrar en la conciencia ciudadana y juvenil de hoy la relevancia del cuidado ambiental, resalta Alida Spadafora, directora de la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza.

“No es limpiar por limpiar, sino dejar el mensaje. Esto [la jornada de limpieza] no resuelve el problema, esto es para educar (...) Hay que actuar; toda la cadena de producción y consumo debe tomar responsabilidades en este asunto”, apunta.

Y hay que actuar pronto, porque las playas contaminadas son un problema que va empeorando cada año, resalta la ambientalista Gabriela Etchelecu. “Hay playas que antes eran limpias y que hoy día están llenas de basura, al punto que no se puede caminar por la costa sin pisar basura de todo tipo”, indica.

Es que, añade, cada año somos más, consumiendo más y desechando más. Esa es la raíz del problema, a su juicio. “La excesiva compra y desecho de productos plásticos, los cuales no se biodegradan, son uno de los factores que más está afectando; al igual que la falta o deficiente recolección de basura, otro factor que empeora todo porque en muchas comunidades las personas optan por botar sus desechos en los ríos”, enfatiza la consultora ambiental de ITS.

Wong opina que la médula de este panorama es la falta de un sistema nacional de reciclaje. Para lograrlo, “esto requiere de educación y voluntad de todos: gobierno, empresa privada y consumidores. Conlleva muchos aspectos, como el consumo ético, cadena de valor, separación de los desechos, centros de acopio, producción más limpia, reducción y reutilización de materiales, entre otros”, detalla.

De lo contrario, concluyen, las playas panameñas seguirán llenas de todo lo que la actividad humana desperdicia.

LAS CIFRAS LUEGO DE LA LABOR

69,958 - Libras de basura se recogieron en 2010 durante la jornada de limpieza que abarcó 49 zonas del país.

97,843 - Fueron los productos vinculados a la actividad humana que se encontraron durante la actividad.

40,006 - Botellas plásticas se recogieron en 2010, siendo la mayor cantidad de la lista de desperdicios por unidad.

70,345 - Libras de desechos se recolectaron en 2009 en 57 playas, costas y ríos del país.

57 - Playas, costas y ríos, aproximadamente, fueron abarcados ayer en la jornada de limpieza.

5,000 - Es la cifra de voluntarios estimada de este año. En 2010 hubo 2 mil 984 y en 2009, 4 mil 78.

4 - Son las entidades que organizan esta actividad: Fundación para la Protección del Mar, Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza, Asociación Panamá Verde y la Sociedad Audubon de Panamá.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Ene 2017

Primer premio

1 5 0 2

CABB

Serie: 19 Folio: 5

2o premio

4686

3er premio

9944

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código