IDIOMA

El español, un componente de valor

El idioma español, si se cuantifica, puede ser una materia prima que llega al 16% del producto interno bruto de Iberoamérica.

Temas:

En los últimos años, la lengua de Miguel de Cervantes Saavedra, hablada por 550 millones de personas, se ha convertido en la segunda ‘lingua franca’ por detrás del inglés. En los últimos años, la lengua de Miguel de Cervantes Saavedra, hablada por 550 millones de personas, se ha convertido en la segunda ‘lingua franca’ por detrás del inglés.
En los últimos años, la lengua de Miguel de Cervantes Saavedra, hablada por 550 millones de personas, se ha convertido en la segunda ‘lingua franca’ por detrás del inglés.

El español no solo es una herramienta para la comunicación. Si se cuantifica, puede ser también una materia prima que llega al 16% del producto interno bruto (PIB) de economías como la española y de las latinoamericanas de similar tamaño.

“Conforme más se usa más vale”, asegura el economista español José Luis García Delgado, uno de los autores del proyecto “El valor económico del español”, que busca cuantificar el valor de la lengua en la economía.

“El español aporta en tanto que materia prima de determinadas industrias y como herramienta de comunicación en torno del 16% del PIB”, asegura a la agencia de noticias internacionales AFP durante el seminario “El futuro en español”, realizado en Chile.

FLUJO

Según este estudio, efectuado a lo largo de casi 10 años, es que el español multiplica por 4 los intercambios comerciales entre los países hispanohablantes y por 7 los flujos bilaterales de inversión directa exterior.

Los flujos migratorios también tienen otro efecto multiplicador.

“Tres veces más que si no hubiera existido el español”, asegura el catedrático de economía aplicada.

“Compartir la lengua reduce sustancialmente los costes de transacción” y “facilita la integración social y laboral”, asegura.

Además de hacer un atlas de la lengua española en el mundo, el estudio analiza el dinero que mueve la enseñanza del español como lengua extranjera, el componente de la lengua en la emigración, en las tecnologías de la información y en las comunicaciones, en internet, en la ciencia o en la diplomacia.

Asimismo analiza la industria cultural, los flujos económicos internacionales o el valor económico de la lengua de Cervantes que es hablada por unos 550 millones de personas, y que se ha convertido en la segunda lingua franca por detrás del inglés.

OPORTUNIDADES

En total, 14 tomos componen este proyecto, que concluye con un análisis del futuro del español en Estados Unidos, así como las oportunidades y los retos que le aguardan como idioma.

“Puede haber discrecionalidad en los resultados, pero se está más cerca del error que de la ignorancia”, asegura el economista, que compara este “bien público plurinacional”, al euro, la moneda común europea.

“Es el euro de la América hispana y tiene efectos muy parecidos a una moneda única”, dice a los asistentes del segundo seminario “Futuro en español”.

Es una forma de hacer también “pedagogía social”, es decir, “transmitir a la ciudadanía la importancia que tiene una lengua también desde el perspectiva económica, porque la cultural nadie la niega”, asegura.

Para una empresa, los costes adionales de hablar o no el idioma del país donde se instala pueden situarse en torno al 1%, según se desprende de las encuestas a unas 2,000 empresas exportadoras y a un centenar de multinacionales.

“Para empresas que facturan miles de millones de dólares, es una cifra muy importante”, asegura.

El español tiene ante sí un horizonte promisorio, pero para alcanzarlo exige una política “de altura con doble planteamiento”: Que sea considerado como un “bien preferente” y una “política de Estado” para su promoción internacional, dice el experto.

Hasta ahora, “lo hemos fiado mucho a la demografía del mundo hispano. Pero ahora, que también se está ralentizando el crecimiento demográfico, hay que apostar por la calidad, no por la cantidad”, asegura.

Para ello, son necesarios planes compartidos y políticas intergubernamentales y paniberoamericanas.

“Solo el desarrollo económico y social en los países que hablan español y la robustez de sus democracias pueden ofrecer la posibilidad de un porvenir confortable” para esa lengua, dice García Delgado. La tentación de competir con el inglés, “no tiene sentido”.

La lengua de William Shakespeare “tiene bien ganada su calidad de lingua franca. El español tiene bazas para convertirse en lingua franca acompañante”, porque con estos dos idiomas “se puede recorrer el ancho mundo sin problemas de comunicación”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código