Para evitar infecciones

El tema de la bioseguridad en las consultas odontológicas es un asunto preocupante en el ámbito de la salud en la actualidad.

¿Se ha preguntado por qué en ocasiones en las consultas odontológicas se recetan antibióticos luego de realizar algún tratamiento dental?

La Dra. Ivette Martínez explica que “en ocasiones los odontólogos no se sienten seguros de la asepsia de los insumos y los recetan ´por si acaso´. Si se siguen todas las normas de bioseguridad, el profesional debe estar seguro de que el paciente no va a adquirir ninguna infección”.

La Dra. Martínez en su conferencia “Actualizaciones en Técnicas de Bioseguridad odontológica”, dictada en el marco del II Simposio Internacional de Salud en la Facultad de Ciencias de La Salud de la Universidad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología, acercó a profesionales de la salud, estudiantes y público en general a este importante tópico.

La bioseguridad se trata del “conjunto de medidas preventivas para evitar el riesgo profesional y la transmisión de enfermedades a pacientes, mediante la aplicación de conocimientos, técnicas y equipamientos para prevenir a personas, laboratorios, áreas hospitalarias y medio ambiente de la exposición a agentes potencialmente infecciosos”, dijo.

Las normas de bioseguridad están reguladas por un manual que data de 1992, el cual fue establecido por el Ministerio de Salud, la Caja de Seguro Social y la Universidad de Panamá, donde se remarca su carácter obligatorio para llevar a cabo el control de infecciones.

Sin embargo, la odontóloga lamenta que “estas normas no se cumplan a pesar de que están sustentadas por recursos legales”.

RECOMENDACIONES

La Dra. Martínez remarcó que para evitar la transferencia de agentes patógenos, que pueden estar alojados en cualquier objeto, en el consultorio se deberán utilizar la mayor cantidad de artículos desechables durante la práctica, utilizar todos los implementos de protección (mascarillas, guantes, batas desechables, etc.), proporcionar al paciente soluciones antisépticas antes del tratamiento, emplear agujas estériles, manipular de forma cuidadosa el material punzocortante, limpiar y desinfectar materiales de laboratorio y otros que hayan sido utilizados durante la consulta para evitar la contaminación cruzada, que es “la transmisión de agentes patógenos de una persona a otra que se puede dar a través de un objeto, material, equipo o instrumento que se encuentra contaminado”, explica Martínez. Incluso, se recomienda limpiar la unidad completa. Esto aplica para todos los profesionales que brinden servicios médicos.

Por su parte, el paciente debe ser vigilante de que estos protocolos se lleven a cabo y recordar que el lavado constante de manos es el mejor medio para prevenir enfermedades.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

19 Feb 2017

Primer premio

1 6 8 6

DADD

Serie: 3 Folio: 12

2o premio

0734

3er premio

2299

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código