conociendo al artista

La familia de Rubén Blades

Rubén Blades conversa sobre dos de las personas más importantes de su vida: su madre y su abuela, las damas que moldearon su forma de ser.

Temas:

La familia de Rubén La familia de Rubén
La familia de Rubén Archivo

En la década de 1950, cuando Rubén Blades era un niño, las enseñanzas que recibió por parte de sus mayores, con una ideología claramente liberal, tenía a la música como un fondo sonoro y permanente.

En aquel tiempo, la radio en Panamá era anárquica en cuanto a la programación. Entonces no había disyoqueis, sino un locutor u operador de cabina que manejaba las transmisiones musicales a su gusto, que normalmente era ecléctico, por lo cual programaba todo tipo de música”, recuerda el actor, compositor y cantante.

En esos días, sin saberlo, adquirió su verdadera y genuina formación como artista futuro. Como la televisión no había llegado a la sala de su casa, “ la radio permanecía encendida prácticamente todo el día, generalmente con música. A mi madre le gustaba el jazz y el clásico. Mi padre gustaba igualmente de esos géneros, pero también tenía afición por los ritmos afrocubanos y por las interpretaciones de las Big Band de la década de 1940”.

En la vida del también político y abogado hay dos figuras femeninas que colaboraron a su creativa manera de ser: su mamá, Anoland Bellido de Luna, quien en su labor creativa se presentaba como Anoland Díaz, y Emma Bosques Aizpuru, su abuela paterna, hija de Adela Aizpuru Aizpuru.

Mi madre fue una influencia determinante. Me orientó hacia el arte con su talento, pues ella cantaba y tocaba muy bien el piano con el que se acompañaba”, recuerda quien ofrecerá un concierto el 7 diciembre en la discoteca Latitud 47.

Anoland Díaz fue actriz de radio y actuaba en novelas de las radio emisoras Red Panamericana y RPC Radio. “ Además, nos entregó su sacrificio, pues hizo a un lado su posibilidad como artista para dedicarnos su tiempo y esfuerzo como madre. Ella y mi abuela, Emma, fueron la razón principal para encaminarme como artista y como abogado”.

Su progenitora, cubana, llegó a Panamá en 1947. “ Abandonó su hogar porque no soportaba la situación familiar que vivía allá”.

A su mamá le gustaba cantar ópera, zarzuela, boleros y la música popular internacional. “ El primer disco que se compró en mi casa, en 1959 o 1960, fue uno de Amad Jamal, pianista e intérprete de jazz”.

En casa de Blades no hubo piano mientras creció. “ No teníamos ni el dinero ni el espacio para tenerlo. Fue mucho después, cuando les compré a mis padres un apartamento, que le llevé su primer piano. Ella tocaba boleros y piezas clásicas, y algunas veces componía temas instrumentales”.

En Maestra vida (1980), uno de los tantos acabados personajes de este emblemático álbum es la “ arrolladora Manuela”, cuya voz dio Anoland Díaz. “ A pesar de su inmenso talento, nunca grabó un disco. Y quería darle la oportunidad de tener esa experiencia. Tiempo después estuvimos trabajando en un disco de boleros para grabar juntos, pero entonces enfermó y ya no pudimos continuar con el proyecto. Me quedó eso pendiente”.

Cuando está en un estudio de grabación, “ suelo transformarme en un tirano. En aquella ocasión tuve que hacer un esfuerzo para calmarme, pues estaba más nervioso yo que ella, y eso no la ayudaba. Pero su voz es tan dulce y tan expresiva que le dio un sentido especial a ese número. Soy una mujer fue su única grabación en un disco, como intérprete”.

Sobre la personalidad de Manuela, confiesa que se parece a su abuela Emma.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código