El fin... ¿otra vez?

Ilustración/Roy Hernández Ilustración/Roy Hernández
Ilustración/Roy Hernández

Llegó el día. Hoy alguien lo perderá todo, llorará, maldecirá, se enfermará o morirá; pero también habrá quien gane, ría , se atreva a soñar, sane y viva. Es la ley de la vida, y su curso sigue igual, aunque sea 21 de diciembre, el día en el que una supuesta interpretación del calendario maya marcó como el último del mundo.

El acceso a internet y a las redes sociales, así como la globalización, han hecho que este sea tal vez el “fin del mundo” más mediático y sonado de todos, pero el tema del apocalipsis es recurrente en el pensamiento de la humanidad desde hace miles de años.

Son más de 160 previsiones del fin las que contó el periodista Javier Pérez Campos en su libro ´2012: los enigmas del apocalipsis maya´, y que reseña Pierre Giorgio Sandri en el diario ´La Vanguardia´ de España.

Ya en el Renacimiento el tema había causado angustia, cuando se interpretó cada evento destacado como un signo de que se estaba cumpliendo una profecía, se relata en el prólogo del libro ´El fin de los tiempos´, publicado dos años antes de 2000. Sí, ese año en el que el planeta también se acabaría, pero que al final, igual que en el año 666,999, 1000, 1996, 1999 y más recientemente 2006, la tierra siguió girando.

Este asunto “procede de la Biblia que, en oposición a las sabidurías griegas y orientales, inventó el concepto de tiempo lineal, dotado de un principio y un fin”, según explica el escritor y guionista francés Jean Delumeau en el libro ´El fin de los tiempos´ (1998).

A pesar de su origen bíblico, el ´Apocalipsis´ es algo que obsesiona más al mundo laico que al cristiano, observa el semiólogo y novelista italiano Umberto Eco. Y en lugar de preocuparse por la Bestia, que se menciona en aquel libro escrito por Juan, lo que le preocupa a la sociedad actual tiene que ver más con las armas nucleares, la capa de ozono o el calentamiento global, las posibles catástrofes y la economía. Por otro lado, el psicólogo panameño José Eloy Hurtado explica que está en la naturaleza humana el querer pensar que se puede saber cuándo ocurrirá el fin, pues es una manera de sentir que se tiene control sobre algo inexplicable.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Ediciones anteriores

Loteria nacional

17 Dic 2014

Primer premio

9 7 5 3

AACC

Serie: 7 Folio: 4

2o premio

9089

3er premio

0829