Destacado: 'La Prensa’ es finalista al premio Gabo 2017

Bajo garras asesinas

AP. AP.
AP.

Jurassic Park es tan grande como los dinosaurios que aparecen en esta inolvidable producción a cargo de Steven Spielberg.

No solo fue la película de mayor taquilla entre los 235 filmes estadounidenses estrenados en 1993.

Además, obtuvo tanto dinero alrededor del globo terráqueo que se transformó en la número uno de todos los tiempos, quitándole el liderazgo que tenía desde 1982 E.T., creada también por Spielberg para la Universal, el mismo estudio responsable luego de Jurassic Park.

Como si hacer millonarios a sus productores no fuera suficiente, es sencillamente la mejor película de la historia del cine en la que los vertebrados saurópsidos son el platillo principal de un largometraje.

Jurassic Park, que llega mañana a las salas panameñas de la mano de la tercera dimensión, es sobre el sueño de John Hammond (Richard Attenborough): crear un parque temático en una isla cercana a Costa Rica, donde habitan dinosaurios vivos y en libertad.

Cuando todo marcha de acuerdo a lo planeado, para que sea ficción debe tener conflictos dramáticos que contrarien el sueño, uno de esos lagartos gigantes se almuerza a un empleado y comienza el peligro.

Para investigar el caso, Hammond contrata a un equipo investigativo encabezado por el paleontólogo Alan Grant (Sam Neill), la bióloga Ellie Sattler (Laura Dern) y un teórico del caos Ian Malcolm (Jeff Goldblum), quienes se las verán difícil para no ser el aperitivo de un tiranosaurio rex.

El plan argumental de Steven Spielberg se inspira en una novela seudocientífica de Michael Crichton, cuyos derechos costaron millón y medio de dólares, una exclusividad que Steven le pidió al escritor antes que la obra llegara a las librerías.

Spielberg parte de un principio posible, si somos capaces de descifrar el ADN humano, ¿qué impide hacerlo a un velociraptor o a un braquiosaurios? Primer motivo para desesperarse.

Todo niño serio en su condición infantil adora los dinosaurios, y Spielberg fue uno de ellos.

Por eso supo envolvernos con una novedad: nunca antes observamos bestias enormes tan reales en la pantalla grande y nunca en tiempo actual, pues en títulos anteriores de Hollywood había que abordar una nave viajera para llegar al pasado o explorar el corazón de la Tierra para encontrar dinosaurios.

Ahora estos animales estaban en alguna parte de Centroamérica (aunque la película se rodó en las islas Kaua´i y Oahu), y amenazaban con escapar de la aparente fortaleza donde estarían encerrados para siempre. Segunda razón para temblar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código