Dos grandes del romance

La noche del martes pasado, el pianista Raúl Di Blasio y la cantante Myriam Hernández compartieron en el escenario del Teatro Anayansi de Atlapa.

La intimidad de las melodías del pianista argentino Raúl Di Blasio y los seductores temas de la cantante chilena Myriam Hernández crearon el pasado martes, en el Teatro Anayansi del Centro de Convenciones Atlapa, una atmósfera de romanticismo.

Ante una asistencia de 2 mil 400 personas, desde jóvenes hasta adultos mayores, se dio cita a la velada en la que ambos músicos entablaron, cada uno a su modo, una conexión con su público, interactuando con él.

LA NOCHE

La voz del panameño Leo Almengor estuvo encargada de amenizar el inicio de una noche en que se le cantó al amor.

Así, a las 8:35 p.m., se posó sobre el escenario para cantar Historia de un amor, del compositor panameño Carlos Eleta Almarán, seguido de Que alguien me diga, escrita por el istmeño Omar Alfanno.

Almengor, a quien le tocó presentar a Raúl Di Blasio, invitó a la tarima a su sobrino Andrés, de seis años, para que el niño lo acompañara en un pequeño piano tocando la canción Volcán, del compositor español Rafael Pérez Botija.

Cinco minutos después (8:55 p.m.), los músicos de la orquesta de Di Blasio ya estaban armonizando el ambiente, recibiendo así al músico mejor conocido como “El piano de América”, quien trajo a Panamá su concierto “Íntimo”, en el marco de su gira “20 años 2011”, celebrando su dos décadas de carrera artística.

Di Blasio, de 61 años, además de demostrar su dominio en el piano, aprovechó la ocasión para interactuar jocosamente con su público.

El músico, que interpretó melodías como Barcarola, La paloma, Penélope y Mediterráneo, se mostró relajado, chistoso y feliz.

Bromeó, además, sobre su ego y orgullo de haber nacido en tierra argentina. Las risas y los aplausos del público se dejaron escuchar.

Su interpretación en el piano se vio acompañada por tres coristas, una flautista y otros siete miembros de su orquesta.

Di Blasio, quien había brindado un concierto en el país el año pasado, acaparó gran parte de la atención del público al dedicar unos cinco minutos al tema panameño Tambor de la alegría.

El pianista manifestó que este show era muy especial para él, pues en el auditorio estaban presentes sus dos hijos, su esposa y sus dos hermanos.

Luego de dos horas de interpretación, el telón se cerró para volver a abrirse unos 20 minutos después.

Ahora le tocaba el turno a Myriam Hernández, quien volvió a pisar suelo panameño con su tour Seducción, luego de tres años de su último concierto.

La cantante chilena, de 44 años, interpretó temas de su nuevo disco Seducción (2011), nutrido con melodías que entran en la categoría de pop-rock baladas, alternados con sus grandes éxitos.

Baladas clásicas como Eres, Mío y Un hombre secreto fueron algunas de las más coreadas. Cuando el reloj marcó las 12:00 de la medianoche, el público aplaudió y acompañó a la artista coreando el tema El hombre que yo amo.

Una Myriam coqueta y jovial se mostró sobre el escenario, quien interactuaba con los seis músicos varones que la acompañaban y con sus fanáticos, a quienes agradeció seguir su música y su presencia en el show.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

22 Feb 2017

Primer premio

3 4 1 8

DCDC

Serie: 9 Folio: 11

2o premio

0491

3er premio

4912

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código