Avance: Cancillería de Panamá activa el Centro de Coordinación de Información tras terremoto en México.

¿Cómo hablar a los hijos de sexo?

Respuestas honestas a los hijos ayudarán a despejar sus dudas con el adulto responsable, sin que luego tengan que recurrir a fuentes insanas.

Temas:

Lo primero que deben conocer los infantes son las partes de su cuerpo; aprender a valorarlo y cuidarlo. FOTOLIA. Lo primero que deben conocer los infantes son las partes de su cuerpo; aprender a valorarlo y cuidarlo. FOTOLIA.
Lo primero que deben conocer los infantes son las partes de su cuerpo; aprender a valorarlo y cuidarlo. FOTOLIA.

Muchos padres se sienten abrumados porque no saben de qué forma abordar el tema de la sexualidad con sus hijos.

Sin embargo, la charla no tiene que ser una cátedra o un sermón, puesto que esto alejaría al adulto de su objetivo: ganar la confianza del chico y dejar abierto un espacio para el diálogo franco.

La sexualidad es un tema presente en todas las etapas evolutivas del ser humano, por lo que en muchos casos será el niño quien comience a lanzar las preguntas punzantes, como ¿de dónde vienen los bebés?

Ante este primer cuestionamiento, el adulto debe evitar recurrir a historietas como el encargo de la cigüeña; en su lugar, refiérase “al amor de la pareja” y diga: “dentro del cuerpo humano hay dos células que se unen, y al hacerlo, se va desarrollando una persona, que inicialmente es más chica que la cabeza de un alfiler, y toma como casa parte de la barriga de mamá”, describe la psicóloga Xochitl McKay, especialista en género y atención de niños y adolescentes.

“Los niños más pequeños, por ejemplo de 3 o 4 años, se sienten conformes con saber que los bebés están en la barriga de mamá durante nueve meses y que luego salen de ella”, acota Ana María Flórez, presidenta de la Asociación de Pediatras de Panamá. Así mismo advierte que un niño de 7 u 8 años demandará una explicación más clara y profunda.

Flórez señala que es importante que el pequeño entienda la participación de papá y mamá en el proceso de procreación.

Un segunda curiosidad infantil, en el caso de dos o más hijos de diferente sexo, es “¿por qué mi hermanito (a) es diferente a mí?”.

Es este caso será oportuno explicar que “mamá y papá también son diferentes” y se pueden usar como ejemplo las mascotas que tengan en casa, plantea la sexóloga y psicóloga clínica Olivia Sandoval y enfatiza que los órganos sexuales deben ser llamados como tales: “pene y vulva”, sin diminutivos o alteraciones.

PASAR LA PRUEBA

Una parte esencial en el proceso es también que el padre pase la prueba de credibilidad ante su hijo; es decir, si toma a la ligera las preguntas de su hijo, evadiéndolas o inventando una fantasía, es probable que el pequeño cree recelo y para asegurarse vaya a preguntar en otro entorno lo que se ha empeñado en conocer.

Una vez encuentre una respuesta diferente y convincente, el niño no volverá a confiar en la voz familiar.

Otra forma de entablar la comunicación es pidiéndole o dejándolo expresar sus opiniones, para ver qué tanto ha conocido o entendido de un determinado asunto.

Cuando se trata de adolescentes, se pueden aprovechar los anuncios publicitarios, los programas de televisión o situaciones difíciles que afrontan otros jóvenes para sondear qué tan fuerte están sus valores.

Los progenitores deben reforzar su rol de orientadores, sin ser juzgadores para los chicos, alienta Sandoval.

“El adulto es una guía para que el adolescente pueda tomar sus decisiones con responsabilidad”, añade Flórez, quien sostiene que en muchas ocasiones esta relación se debilita si se interpreta como una “amistad lineal” con la ausencia de autoridad por parte del tutor.

McKay refuerza que en edad infantil, los padres deben afianzar el amor de los pequeños por su propio cuerpo. “Hay que transmitir a los niños que lo más hermoso que poseemos es nuestro cuerpo. Es un regalo de Dios, de la vida y tenemos que cuidarlo, limpiarlo, protegerlo y evitar que le hagan daño”.

Según Flórez, siempre existe una apertura dirigida a cada sexo; en ese sentido, el varón habla con su padre y la niña con su madre, sin embargo, es vital como pareja hablar ambos de forma respetuosa y transparente con sus hijos y ser ejemplo de lo que se dice y hace. “El no cumplir con ello desilusiona a los hijos”, acota.

Al conversar del sexo y la sexualidad debe dirigirse con un lenguaje sencillo y claro. “No use palabras soeces, ni vulgares”, advierte Sandoval.

Si desea ilustrar al chico con un ejemplo tomado de su propia experiencia, trate de usar aquellas que dejen un aprendizaje positivo. “Si usa anécdotas negativas concéntrese en hablar de las consecuencias de los actos”, recomienda Sandoval.

BENEFICIOS

Encontrar el tiempo para conversar con los hijos este tipo de temas contribuye a su sano desarrollo. Los momentos propicios para tener estas charlas con los pequeños son a la hora de ir al baño, en las visitas al médico y cuando los cambia de ropa.

Si es un niño de cuatro años, una oportunidad puede ser al acabar de leer un cuento, ver una película, “o cuando el niño se sienta inquieto o desconcertado por algo que ha llamado su atención”, indica McKay.

Enseñar a los hijos a cuidar de su cuerpo puede evitar situaciones de potencial peligro en la etapa adolescente, como son los abusos sexuales y el embarazo precoz.

Al transmitirles conocimientos se sentirán seguros de sí mismos, lo que alimentará su autoestima, y no serán débiles ante la presión de grupo a la que pueden estar expuestos en círculos externos al hogar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código