Un hogar con tres osos perezosos

Una pareja de extranjeros ha hecho de su hogar en El Valle de Antón un refugio para tres osos perezosos que corrían el riesgo de morir.
Los osos son un atractivo para niños y adultos foráneos y nacionales. LA PRENSA/Irlanda Sotillo. Los osos son un atractivo para niños y adultos foráneos y nacionales. LA PRENSA/Irlanda Sotillo.
Los osos son un atractivo para niños y adultos foráneos y nacionales. LA PRENSA/Irlanda Sotillo.

Con un semblante sonriente, un natural antifaz que esconde sus ojos marrones, aunado al gesto de extender sus extremidades superiores para que los sostengan quienes estén más próximos, los tres osos perezosos de Casa Mariposa en El Valle de Antón podrían confundirse fácilmente con unos bebés.

Úrsula y su esposo Harry González se dedican desde hace un año y medio a la tarea de cuidar esta particular especie en peligro de extinción.

Los tres osos fueron traídos uno tras otro en ese mismo período. Úrsula, una jubilada suiza que lleva tres años viviendo en El Valle de Antón, cuenta que ´Sammie´ (la primera) estuvo bajo la supervisión de una amiga norteamericana que la rescató del vientre de una osa que estaba herida y falleció.

“Ella había tenido anteriormente un perezoso y lo cuidó, pero como regresaba a Norteamérica nos invitó a que lo fuéramos a mirar y me preguntó: ´¿tú quieres ese bebé?”.

Una respuesta que no pudo ser negativa. Así, la cría pasó a manos de Úrsula, quien mantuvo a ´Sammie´ con su calor humano, colgada a su pecho con un pañuelo hasta que en unos meses se fortaleció para subir las ramas de los arbustos por cuenta propia.

La siguiente osa fue ´Dahabie´, distinguida por una mancha amarilla que le recorre el lomo y le valió el nombre en árabe que significa “mi oro”. Fue una cría rescatada, puesto que su madre murió en el bosque al caer y quebrarse la nuca.

Harry, por su parte, se las ingenió para diseñarle una jaula grande, pero Úrsula sintió pesar y optaron por colocar varias ramas de eucalipto junto a la ventana detrás del sofá para que fuese el nuevo hábitat de sus mascotas.

Los osos duermen dentro de la casa, “es un riesgo dejarlos afuera porque se mojan con la lluvia, no saben qué comer o un ave grande puede llevárselos como presa”, dice Úrsula.

El tercer oso en llegar a Casa Mariposa fue ´Amy´, del cual aún sus dueños desconocen su sexo. Fue obsequiado por un guía de un serpentario local que lo encontró perdido en el patio comiendo mangos.

La pareja no se considera experta en perezosos, se ha ayudado siguiendo los consejos de la amiga norteamericana e ilustrándose en páginas de internet en cuanto a su trato y cuido.

Los alimentan con hojas de guarumo y papo rojo. “Si tú le pones una flor amarilla, no se la come”, afirma Úrsula mientras le sostiene una hoja a ´Sammie´, que huele para probar el primer bocado de la mañana.

“Estamos aprendiendo con los animales”, dice la siempre alegre y maternal Úrsula.

Harry ha entendido que si los animalitos se ponen inquietos, y en vez de dejarse cargar buscan acomodarse en su espalda, es que quieren ir a hacer sus necesidades en el suelo.

´Sammie´, ´Dahabie´ y ´Amy´ también tienen su momento de esparcimiento para tomar sol al aire libre. Harry coloca una cuerda y los vigila mientras se suspenden y la recorren de un extremo a otro.

Su tutora reconoce que sus tres osos son “extraperezosos y muy mimados”, nunca los despierta si los ve dormidos, por eso más de un turista ha salido de Casa Mariposa sin ver o tocar a los osos que ya son famosos en el pintoresco pueblo de la India Dormida.

En cierta ocasión, la pareja recibió una visita de una extranjera que ofrecía 5 mil dólares por llevarse a ´Sammie´. Úrsula se negó a hacer el trato, desde entonces puso en regla documentos legales para ser la guardiana oficial de los osos.

Los días de esta familia pasan lentos al mismo ritmo de los perezosos, una vida un poco distinta para Úrsula, quien se dedicó al agitado mundo de la bolsa de valores por algún tiempo. “Hemos tenido que bajar las revoluciones”, bromea.

Harry dice que muchas veces los osos perezosos son golpeados o apedreados, por causa de tabúes arraigados en algunos lugareños que dicen que este animal tiene contacto con el demonio.

“Unos por temor se alejan de ellos y los dejan tranquilos; pero otros, por el contrario, piensan que como son malignos hay que matarlos”, dice Harry decepcionado.

Uno de los proyectos de los González es crear una fundación para el rescate de animales en peligro, curarlos y devolverlos a su hábitat.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código