La ilusión no tiene edad

Seguridad, experiencia y madurez son algunas de las actitudes que desafían al reloj biológico de una mujer de 40 años al embarazarse y convertirse en madre. Hoy estas damas festejan su día.

Ilustración: Lowis Rodríguez Ilustración: Lowis Rodríguez
Ilustración: Lowis Rodríguez

La dicha de la maternidad no está condicionada a la edad. Lograr un embarazo en la plena madurez de los 40 años es más que posible, gracias a la ciencia y a ese empeño infinito de algunas que, sin importar la contrariedad de su edad, las impulsa a lograr este sueño.

“Hay gente que me pregunta, ´¿tan vieja y vas a ser mamá? Te vas a sentir pésimo; te pondrás gorda y no aguantarás. Duerme ahora, que después no vas a poder´. Sin embargo, algo dentro de mí me dice que podré con esto y más”, confiesa Nancy, de 45 años, a La Prensa, embarazada de su primer hijo, el que nacerá dentro de 10 semanas. “Es una mezcla de sentimientos, una alegría rebosante, aunque también miedo a que algo dañe este momento, lo más grande que haya podido tener una mujer: un hijo”.

Para emprender esta travesía, Nancy se armó de una gran dosis de paciencia y de todo tipo de apoyo, incluso, de la ciencia. “Me decidí ir a una clínica de reproducción asistida a ver qué me decían. No creía tener nada malo, salvo mi edad. Me hicieron todos los análisis y resultaron bien, pero el reloj biológico es el reloj biológico”, y reflexiona, “fue muy difícil, pero estoy convencida de que esa era la lección de vida que Dios me quería dar”.

Previo a eso, en dos años y medio, Nancy realizó varios intentos fallidos, entre tratamientos, pastillas, inyecciones y ultrasonidos. Algunas que otras procesiones a santos y vírgenes, visitas al Santísimo y palabras de aliento la motivaron cuando casi se rendía. “Sucedió cuando menos lo esperé. Cuando ya sentía que no tenía más esperanzas”, afirma hoy colmada de infinita felicidad.

realidades

Según datos de los Registros y Estadísticas del Ministerio de Salud, 7 mil 418 mujeres de todo el país mayores de 35 años dieron a luz en 2010, como también mil 537 féminas mayores de 40 años; mientras que 7 mil 893 damas mayores de 35 y mil 605 mayores de 40 años alumbraron en 2011.

Para la psicóloga Sarah Sasso, terapeuta familiar y de pareja del centro Transiciones, este tema se encuentra en el tapete de la actualidad, dado al retraso o dificultad del embarazo “por diferentes causas, que la sociedad y la cultura están dictando”, explica.

Sin embargo, a diferencia de las madres veinteañeras, “suelen ser un poco más espontáneas”, afirma Sasso, “la mujer madura que se hace madre tiene un grado de satisfacción grande. Porque no solamente ha alcanzado un nivel de madurez importante, sino que tiene experiencia en todos los contextos. Es una mujer que se puede sentir segura de sí misma, que se conoce mucho más, que ha tomado decisiones de peso, y conlleva a que la maternidad la viva de una manera completamente diferente”.

“Aunque estas mujeres sean aún jóvenes, tienen una edad madura dentro del contexto de la maternidad. A diferencia de décadas anteriores, cuando nuestras abuelas y bisabuelas se hacían madres entre los 16 y los 19 años, algunas a los 30 ni siquiera lo están pensando”, advierte Sasso.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código