De jornalero a neurocirujano

El neurocirujano mexicano Alfredo Quiñones-Hinojosa entró ilegalmente a EU en busca de un mejor futuro y hoy forma parte del Johns Hopkins Hospital.
El doctor Alfredo Quiñones-Hinojosa CORTESÍA/Johns Hopkins Medicine. El doctor Alfredo Quiñones-Hinojosa CORTESÍA/Johns Hopkins Medicine.
El doctor Alfredo Quiñones-Hinojosa CORTESÍA/Johns Hopkins Medicine.

Aquellas manos que dejaron su natal Mexicali para escalar de manera ilegal la cerca de la frontera con Estados Unidos (EU) hace unos 20 años, le han salvado la vida a cientos de pacientes en el salón de operaciones.

Esas mismas manos que trabajaron la tierra en cultivos de algodón, maíz y tomate, y que luego hicieron oficios de soldadura en una empresa ferroviaria, hoy son unas de las más valiosas del cuerpo médico del Johns Hopkins Hospital en Baltimore, EU.

Se trata del neurocirujano y neurocientífico Alfredo Quiñones-Hinojosa (1968) –mejor conocido como “Dr. Q”, como se llama su libro biográfico que publicó en 2013–, actual director de los programas de cirugías de tumores cerebrales y de cirugía pituitaria en el Johns Hopkins Bayview Medical Center, quien está a cargo del laboratorio de células madre de tumor cerebral en Johns Hopkins School of Medicine.

También es profesor de cirugía neurológica y oncología, y se dice que ha sido nominado al premio Nobel de Medicina 2014.

El doctor Quiñones-Hinojosa, quien está en Panamá hoy y mañana participando en actividades a beneficio de su fundación Mission Brain (que realiza cirugías de extracción de tumores cerebrales a personas de escasos recursos), no olvida sus raíces.

Su sueño es retribuir los conocimientos que ha adquirido y así ayudar a salvar vidas, afirma en una entrevista telefónica con este medio. “Crecí en una familia muy humilde en México, y siempre he tenido el sueño de ayudar a otra gente muy pobre, como yo cuando era niño. De pequeño observé a personas que venían en misiones no necesariamente médicas, sino en misiones de religión o académicas. Yo tenía un sueño de que un día, a través de mi conocimiento y de mi empeño, podría ayudar a otra gente que no tenía los mismos recursos y las mismas oportunidades. Y eso es lo que he estado haciendo últimamente”.

En la siguiente página conozca más sobre la historia de vida de este médico y esas manos que operan entre 230 y 250 pacientes cada año.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código